El recorte de provisiones permite a CaixaBank elevar sus ganancias un 75%

JOSÉ M. CAMARERO

valencia. La partida de dotaciones destinadas a cubrir posibles insolvencias -uno de los lastres a los que ha tenido que hacer frente toda la banca durante la crisis- ha aliviado las cuentas de CaixaBank en el primer trimestre de tal manera que el banco ha conseguido cerrar este periodo con un beneficio neto de 704 millones de euros. Estas ganancias representan un ascenso del 74,7% con respecto a las obtenidas en el mismo periodo de 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos