Recogida de beneficios tras unos decepcionantes datos de empleo americanos

El índice del Ibex-35 fue el que peor se comportó entre las bolsas del Viejo Continente

COLPISA

madrid. Tras el mayor 'rally' en lo que va de año, el Ibex-35 se decantó ayer por recoger beneficios. El selectivo nacional terminó con una caída del 0,60%, hasta dar un último cambio en los 9.682,80 puntos. China y Estados Unidos reactivaron el duelo comercial pese a hablar hace menos de 24 horas de «negociaciones».

A esto se sumó la decepción en el terreno macroeconómico. EEUU ralentizó la creación de empleo en marzo, incluso más de lo esperado por los analistas. Con este cóctel de incertidumbre, los inversores optaron por volver al oro y al Tesoro americano y deshacerse de la renta variable.

Wall Street se movía al cierre europeo con caídas que borraban las tímidas subidas de ayer y suponen, pese a encadenar tres días de subidas, terminar el conjunto de la semana en rojo. Como siempre ocurre, el nerviosismo americano se contagia al Viejo Continente, donde las principales plazas ahondaron en su corrección tras la apertura americana.

El Ibex-35 fue el peor geográficamente. Le sigue el 0,52% que se dejó el Dax alemán, el 0,35% abajo del Cac francés y el -0,22% del FTSE 100 británico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos