Las razones y las perspectivas de los mercados más rentables del mundo

Las Bolsas de Brasil, China, Estados Unidos, Portugal e Italia llegan al último tramo del año encabezando los ránkings de rentabilidad

CRISTINA VALLEJO MADRID.

El mapa de la rentabilidad este año es democrático y nos encontramos con índices con grandes retornos en el mundo emergente, en EE UU y en Europa. ¿A qué se debe que mercados tan diferentes como el brasileño, el chino, el americano, el italiano y el luso lleguen a la recta final del año liderando los ránkings de los mejores rendimientos? Los recorremos analizando los porqués y los «ahora qués».

El Bovespa de Brasil gana un 27% este año. Como sintetiza Pedro Lacambra, de Ibercaja Gestión, ello se debe a la mejora económica, con el avance del PIB, la caída de la inflación y la apreciación de la divisa, lo que favorece la recuperación de los beneficios. «Brasil está saliendo de una recesión de siete trimestres. La Bolsa anticipa un rebote de las cuentas, especialmente en las compañías cíclicas, como las industriales (Weg), el comercio discrecional (Via Varejo) o las historias de reestructuración (Petrobras, Vale)», explica Didier Rabattu, de Lombard IM. Lionel Bernard, de Amundi, apuesta por las compañías más beneficiadas por la recuperación, como industriales y promotoras, así como por Banco do Brasil, energéticas y papeleras. Los sectores que Victor Benavides, de HSBC AM, ve con mejores ojos son el educativo, los más sensibles a los tipos de interés, como autopistas y 'telecos', además del financiero.

Rabattu sigue positivo con Brasil, aunque avisa de que las elecciones de 2018 pueden provocar volatilidad a partir del segundo trimestre. Benavides señala que la aprovecharía para comprar. Pero la incertidumbre política es la que explica que Lacambra esté neutral con el mercado carioca. Porque no hay que olvidar otro factor que ha ayudado a este mercado: que el escándalo de corrupción de Temer, un líder pro-mercado, no le apartara del poder.

China sube un 18% si tomamos como referencia el CSI 300. Así llegaba al congreso del Partido Comunista, que tiene lugar estos días. A este mercado le han aupado, como dice Lacambra, los resultados, la divisa, la reducción de las dudas sobre los tipos globales, unos buenos datos macro y el crecimiento del comercio mundial. Según Lacambra, su Bolsa puede seguir haciéndolo bien, por la consolidación industrial y la salud de la nueva economía interna (consumo, medicina, energías limpias). Aunque advierte de que los datos macro antes de los congresos del PCCh suelen ser mejores que después.

Ludovic Vauthier, de Edmond de Rothschild AM, confía en que «la buena rentabilidad de China debería seguir en los próximos doce meses». Thomas Schaffener, de Vontobel añade: «Las valoraciones y las revisiones de los beneficios dan soporte y los inversores están aún infraponderados en los emergentes en general y en China en particular».

Vauthier invierte en dos temas principales: innovación (Internet, semiconductores, cámaras para 'smartphones', coches eléctricos o biotecnología) y consumo, como automovilísticas o seguros de vida. Montero destaca el buen tono del software, la informática, las ventas al por menor o las 'farmas'. Schaffner en particular está invertido, dentro del sector de internet, en Alibaba, Tencent y Baidu, así como en financieros como el China Construction Bank y Ping An Insurance Group.

Pero Lan Wang Simond, de Pictet AM, avisa de la menor visibilidad de China, ahora una economía en transición. Así, «una estrategia long/short proporciona flexibilidad para beneficiarse de posibles ganadores y perdedores, mitigando el riesgo de caídas». Y continúa: «Conviene centrar posiciones al alza en industrias de fuerte crecimiento estructural que experimenten aumento de volúmenes y precios, frente a sectores en declive estructural, maduración o decadencia (petróleo y gas, consumo básico, servicios públicos, bancos, cementos) propensos a disminución de volúmenes y precios».

En Europa, destaca la periferia, liderada por el PSI-20 de Lisboa, que se anota un 16%. Carlos Hernández, de Andbank, describe sus últimos avances: «Desde junio de 2016 presenta una clara tendencia alcista, que aceleró en febrero de 2017». Ahora ha consolidado y puede alcanzar los 5.714 puntos. La economía acompaña, como describen desde Bankinter, con fuerte creación de empleo, aumento de la confianza, mejora del consumo y reactivación de la inversión empresarial. A ello hay que sumar la subida de su 'rating'. Lola Jaquotot, de Gesconsult, apunta: «El mercado portugués sigue teniendo potencial. De hecho, estamos muy invertidos en su parte más cíclica e industrial». Y enumera algunas de sus posiciones, como las papeleras Altri y Semapa, el fabricante de corcho Corticeira Amorim, además de CTT Correios de Portugal, Ibersol (hotelera), NOS (medios) y REN (redes eléctricas). Desde Magallanes, Diogo Pimentel comenta que alrededor de un tercio de sus posiciones ibéricas está en acciones lusas. Algunas coinciden con las de Jaquotot, a las que añade Soane o F. Ramada, un hólding dedicado al acero, la logística y el sector inmobiliario.

El mercado italiano está muy cerca en rentabilidad del luso. Giller Guibout, de Framlington Equities en AXA IM, señala tres factores a su favor: la mejora económica en Europa, la solución a su crisis bancaria y la introducción de los planes individuales de ahorro que ha implicado más entradas de dinero en la Bolsa.

¿Puede seguir subiendo la bolsa italiana? Hernández es menos positivo que con Lisboa, porque las acciones italianas apenas han descansado y pronostica un movimiento lateral entre los 22.874 y los 21.329 puntos. Desde el punto de vista fundamental, Guibout, aunque es alcista, advierte de que un dólar débil podría dañar a las pequeñas y medianas empresas; y también de las exigente valoraciones bursátiles. Andrea Carzana, de Columbia Threadneedle, avisa del riesgo político, porque en 2018 habrá elecciones. Y Jaquotot apunta la posibilidad de una rebaja de exposición a Italia por ese riesgo. Por ahora, en Gesconsult son positivos con la banca (Unicrédito e Intesa San Paolo). También Guibout sobre todo con la más avanzada en transformación digital, así como con la que opera en mercados consolidados, así que a los dos bancos que mencionaba Jaquotot añade FinecoBank, Mediolanum y BMP. Además, tienen interés empresas medianas como Prysmian, Ferrari, Campari, Amplifon, Biesse y OVS.

Más

Fotos

Vídeos