Rajoy se retracta de sus palabras de «no meterse» en la brecha salarial de género

El presidente del Gobierno dice ahora que está dispuesto a dar todas las batallas y pide a los que pagan que sean «justos y equitativos»

NURIA VEGA

madrid. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha retractado de sus palabras después de que la semana pasada negara que sea competencia del Gobierno trabajar para que no exista discriminación salarial entre hombres y mujeres. «No, no lo mantengo, basta con que haya una duda para que no lo mantenga», señaló ayer Rajoy respecto a su comentario de hace unos días cuando dijo «no nos metamos en eso» refiriéndose al problema de la brecha salarial y descartando regular sobre la equiparación de sueldos por género. Aquello levantó una oleada de críticas. Ahora, el presidente asegura que el Gobierno «dará todas las batallas» para que la discriminación «cada vez sea menor y desaparezca». «Me he retractado. Si se me ha entendido mal o me he expresado mal, no hay ningún problema en retractarse», asumió el presidente. que se comprometió a trabajary a tomar «cualquier medida que sirva para hacer justicia», aunque no concretó ninguna actuación.

Inspección

De hecho, el jefe del Ejecutivo recordó que en estos momentos la legislación española no permite que «a igual trabajo y número de horas, haya sueldos diferentes» e insistió en que la Inspección de Trabajo actúa. «No se le puede pedir a los inspectores que resuelvan todo, también hay que pedirle a la gente, en este caso al que paga los sueldos, hombre, que cumpla un poco con su país y que intente ser justo y equitativo», comentó Rajoy en una entrevista en TVE.

El presidente aseguró que el Gobierno dará «todas las batallas» y subrayó que desde 2012 la desigualdad salarial ha bajado cuatro puntos en España. «Estamos mejor que Francia -dijo-, mejor que Reino Unido y que la media de la UE».

Según datos de la oficina estadística de la Comisión Europea (Eurostat) correspondientes a 2015, el salario por hora de las mujeres es un 14,9% inferior al de los hombres. Basándose en este porcentaje, el sindicato UGT calculó que las empleadas trabajan 'gratis' 54 días al año.

En la Unión Europea, la brecha salarial disminuyó en 2015 del 16,7% al 16,3%, aunque en España se mantuvo invariable. Aunque nuestro país tiene una diferencia salarial inferior a la del Reino Unido (20,8%) o Alemania (22%), está por encima de la de Italia (5,5%), Luxemburgo (5,5%) o Rumanía (5,8%).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos