Rajoy admite que quizá tengan que revisar a la baja el PIB

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, admitió ayer desde Salamanca que la crisis catalana podría obligar a modificar a la baja las previsiones de crecimiento recientemente aprobadas por el Gobierno, y que sitúan el auge del PIB en el 2,3%, medio punto menos de lo previsto en una situación normal (5.000 millones). «El abandono de empresas y algunos datos que se van conociendo relativos al turismo o al comercio son una mala noticia y podría ocurrir, efectivamente, que el año que viene esto obligara a rebajar la previsión de crecimiento», lamentó. Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguro que «si superamos el elemento de incertidumbre que es Cataluña, y estoy convencido de que lo haremos, España continuará con un ritmo de crecimiento fuerte y una creación de empleo intensa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos