La oposición critica el relevo en el Banco de España en plena moción de censura

Pablo Hernández de Cos./Efe
Pablo Hernández de Cos. / Efe

Todos los grupos afean al Gobierno las prisas por anunciar a Hernández de Cos como gobernador sin saber si podrá nombrarlo tras la votación del viernes

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Todo el arco parlamentario del Congreso, a excepción del PP, reprochó este martes al ministro de Economía, Ramón Escolano, el anuncio de la candidatura del que futuro gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, a solo 48 horas de que los diputados sometan a votación la moción de censura del PSOE, que podría acabar con el actual mandato de Mariano Rajoy. El Ejecutivo tendría que convocar un Consejo de Ministros para el próximo viernes y elevar la propuesta de Economía sobre el supervisor. Pero si el presidente pierde la votación, la designación quedará en suspenso hasta que el nuevo Ejecutivo formalice su propuesta.

El más duro de todos los diputados que intervinieron en la comisión de Economía, donde Escolano defendió la idoneidad de Hernández de Cos como gobernador, fue el portavoz socialista, Pedro Saura, amagó con la posibilidad de que si Pedro Sánchez saca adelante su moción, nombraría a otro candidato distinto. Así lo insinuó al indicar que el actual Director General de Economía y Estadística «no cumple con todos los requisitos» de su partido para convertirse en gobernador.

Saura llegó a calificar de «colonización de las instituciones y en particular delos supervisores y reguladores» el hecho de que el Ejecutivo haya presentado su propuesta esta semana. «Es insensato», apuntó portavoz socialista, al recordar el «carácter de cierta interinidad del Gobierno» porque no sabe si puede convocar un Consejo de Ministros el próximo viernes.

Así, el futuro nombramiento queda a la espera del resultado de la votación de la moción de censura. Saura reconoció que tras la sentencia del 'caso Gürtel' dejaron «en suspenso» la negociación con el Gobierno sobre«los criterios» que debían regir al futuro responsable de la institución -independencia partidista, prestigio profesional y autoridad a nivel europeo-. Pero considera que no pasa el filtro en otros dos: la «amplitud de miras» en las políticas del nuevo gobernador, para que sea «capaz de integrar nuevas corrientes de política monetaria», así como la falta de «capacidad y determinación para reorientar» los trabajos del supervisor «abriéndose a nuevas tendencias».

Román Escolano aclaró que el perfil de Pablo Hernández de Cos «entra en los criterios compartidos» con el PSOE. E insistió en que el Gobierno «no ha querido apurar los plazos para no transmitir nada que no sea el convencimiento de la idoneidad» del candidato, sobre todo ante las autoridades monetarias europeas. Y es que, el futuro gobernador deberá estar presente en la reunión que el BCE celebrará el día 14 en la que se comenzarán a debatir las vías para reducir los estímulos monetarios.

Valoración técnica positiva

El resto de partidos de la oposición también afearon al Ejecutivo que haya optado por presentar la candidatura al Banco de España esta semana tan convulsa desde el punto de vista parlamentario, aunque sí valoraron la figura de Hernández de Cos desde el punto de vista técnico, siempre con matices. Por ejemplo, el portavoz de Unidos Podemos en la comisión, Alberto Montero insistió en que existen «otras candidatas con el mismo perfil técnico y solvencia» que podrían haber sido propuestas como gobernador del supervisor.

Para Toni Roldán, de Ciudadanos, el perfil propuesto por Economía «no es un mal candidato» al tiempo que «celebra» que el Gobierno haya dado este paso «aunque podía haber esperado algunos días». El representante de Esquerra, Joan Capdevila, admitió asistir «atónito» a la comparecencia de Escolano a dos días de la moción de censura, «como así aquí no ocurriese» nada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos