Primera victoria judicial de la banca en los casos de litigios hipotecarios

Varias personas caminan delante de una sucursal de Kutxabank en Valencia. :: r. solsona/
Varias personas caminan delante de una sucursal de Kutxabank en Valencia. :: r. solsona

El Supremo da la razón a Kutxabank por vender créditos ligados al IRPH, un índice que afecta a un millón de hogares y a una cartera de 15.000 millones

ANA BARANDIARAN BILBAO.

Primera gran victoria judicial de las entidades financieras frente a los clientes en litigios hipotecarios. El Tribunal Supremo ha fallado a favor de Kutxabank en el conflicto sobre el IRPH (Indice de Referencia de Préstamos Hipotecarios), aplicado por varias entidades financieras como alternativa al euríbor -al que se referencian hasta nueve de cada diez créditos variables- y que ha evolucionado muy por encima de éste con el consiguiente extracoste para los ciudadanos hipotecados.

Los afectados reclamaban que no se les había informado de sus desventajas y por eso pedían su anulación, lo que hubiese supuesto dejar las hipotecas sin intereses, un auténtico golpe para las entidades financieras. Pero se han salvado. El pleno del Alto Tribunal, reunido ayer, ha considerado que «la mera referenciación a un tipo oficial como es el IRPH no implica falta de transparencia ni abusividad».

El Supremo, tras la reunión del pleno de la Sala Civil, se ha limitado por ahora a avanzar el sentido de su fallo, pero la sentencia completa, con todos sus fundamentos jurídicos correspondientes, tardará unos días en publicarse. El Alto Tribunal había decidido abordar anticipadamente el caso para aclarar cuanto antes su criterio ante el elevado número de demandas que estaban llegando a los tribunales y las diferencias entre las distintas Audiencias.

No hay datos fiables sobre el número de afectados. Algunas fuentes del sector financiero elevan la cifra para el conjunto de España a 1,3 millones y otras la rebajan a unas 500.000 debido a la desaparición en 2013 de otras variedades como el IRPH Cajas y el IRPH Bancos (ya solo existe el de Entidades). Y se ponía en riesgo una cartera crediticia conjunta de hasta 15.000 millones de euros.

El caso es que el índice ha evolucionado tradicionalmente por encima del euríbor, pero durante la crisis la brecha se ha ensanchado de forma drástica. La razón es que el IRPH es el interés medio (TAE) aplicado por las entidades, con lo que se resiste a bajar si los bancos suben los diferenciales y las comisiones, que es justo lo que ha ocurrido en los últimos años.

En octubre el IRPH estaba en el 1,9% y el euríbor caía hasta el negativo -0,18%. Una diferencia que puede implicar un sobrecoste de 200 euros en la cuota de una hipoteca media .

Varias entidades tienen hipotecas referenciadas al IRPH, pero el caso sobre el que se ha pronunciado el Supremo responde a un recurso de casación de la principal entidad vasca. Se trata de un joven que suscribió una hipoteca de 250.000 euros en 2006 referenciada al IRPH-Entidades más un diferencial de 0,5 puntos. Hasta ahora había ganado la batalla en los tribunales.

La primera en darle la victoria fue la jueza del Mercantil 1 de Vitoria. La magistrada explicó en su sentencia que los bancos han usado el IRPH para amortiguar el desplome del euríbor y también alertó de que las entidades pueden influir en el índice. La Audiencia de Álava no dio validez a los argumentos sobre la capacidad de la banca para manipular el indicador, pero avaló el fallo de primera instancia en lo importante: que se incorporó al contrato sin la debida transparencia, puesto que Kutxabank no explicó sus peculiaridades ni dio alternativas.

Curiosamente, el Supremo señala que la Audiencia de Álava «había declarado nula la cláusula de interés de un préstamo hipotecario por estar referenciada al IRPH». El abogado del demandante, José María Erausquin, asegura sentirse perplejo por esta afirmación. «La Audiencia no dice eso. Es más, defiende que es un indicador legal y oficial. Lo que sostiene en su fallo es que no se incorporó de forma transparente al contrato al no acreditar Kutxabank que informase bien de sus particularidades y consecuencias. Por eso declara nula la cláusula que lo establece», explica.

Aunque nadie quiere hacer valoraciones sin acceder a la sentencia completa, hay extrañeza entre los abogados especializados que tenían altas expectativas tras la contundente sentencia del Supremo de la semana pasada sobre las hipotecas multidivisa. El Alto Tribunal determinó entonces que el banco no había informado a los clientes con la suficiente transparencia.

El IRPH era especialmente delicado porque, si se anula, las hipotecas se quedan sin intereses porque los jueces no tienen margen para poner sustitutos. Todo un varapalo para la banca. De ahí que se sospeche que el Supremo ha querido protegerla como hizo con las cláusulas suelo al limitar la retroactividad. Pero entonces el Tribunal de Justicia de la UE le enmendó la plana. No hay que descartar que también este caso llegue a dicha instancia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos