PRÉSTAMO GRATIS, AL 26,80% TAE

RAFAEL RUBIO ANALISTA DE MERCADOS

Soy de los convencidos de que la banca española encontrará nuevo modelo de negocio que le hará recobrar la confianza sobre la base de unos servicios y productos que respondan al interés de la clientela con una información veraz y transparente. Pero le cuesta desprenderse de ciertas formas de comportamiento.

Esta semana, mi equipo de fútbol me ha anunciado el próximo cobro de mis abonos anuales, señalándome la posibilidad de pagarlo en cómodos plazos, con «TIN 0,00% y TAE 0,00%», sin apenas necesidad de presentar documentación para quienes fueran clientes de una determinada entidad. Como resulta que yo era cliente de ese banco, mi curiosidad me llevó a demandar el préstamo que se anunciaba «gratis» y rápido a través de internet.

Todo fue como la seda hasta que, llegado a un punto, se abrió una página en la que debía añadir una clave que me llegó por el móvil para cerrar el contrato. Y aquí comenzaron los problemas: la página recomendaba leer el contrato, de 12 páginas antes de cerrar la operación. Pero junto a la clave que llegó al teléfono móvil apareció una leyenda en la que «por razones de seguridad» se advertía que había que poner la clave -y, por tanto, dejar cerrada la operación- antes de 15 minutos. Imposible leer la documentación en tan poco tiempo. Y claro que había que leerla porque en la segunda página se señalaba que, al acogerse al préstamo gratuito, la entidad abriría una cuenta de crédito por el mismo valor de dicho préstamo con un interés del 2 por ciento mensual, ¡el 26,8% de TAE! Y, además, te facilitaría una tarjeta al precio de 20 euros y el cobro de unas comisiones mínimas si el cliente no llegaba a usarla. Sin comentarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos