La plantilla de Opel salva su futuro a corto plazo con un acuerdo histórico

Trabajadores de la empresa de Opel España a las puertas de la factoría de Figueruelas (Zaragoza). :: efe/
Trabajadores de la empresa de Opel España a las puertas de la factoría de Figueruelas (Zaragoza). :: efe

La plantilla de la fábrica de Figueruelas aprueba el pacto en referéndum, con el 58,4% de los votos

EFE

zaragoza. La plantilla de Opel en Figueruelas (Zaragoza) ha salvado su futuro a corto plazo al respaldar el preacuerdo de convenio colectivo suscrito entre la dirección y la mayoría del comité de empresa en un referéndum «histórico» tras la negociación más dura vivida en esa factoría desde que el grupo automovilístico se instaló en 1982.

Esa es la sensación de la mayoría del comité de empresa que firmó el acuerdo con la dirección -UGT, CCOO y Acumagme-, cuyos representantes han mostrado su satisfacción tras una votación en la que han participado 4.959 trabajadores (95 % de la plantilla) y ha ganado el sí con 2.897 votos -el 58,4 % de las papeletas- frente a 2.008 que optaron por el no (el 40,5 %) y 54 en blanco (1,1 %).

El acuerdo laboral, ha afirmado Opel en nota de prensa, asegura a la planta de Figueruelas «su futuro sostenible», que solo se puede construir desde la competitividad y productividad en comparación con otras plantas del grupo PSA del que forma parte, y con el resto de fábricas de la competencia.

A pesar de los «nervios» por el riesgo de que ganara el no, la presidenta del comité, Sara Martín, ha hecho hincapié en que el apoyo al convenio representa la voz de la plantilla y «al menos garantiza un futuro» a la factoría, a la espera de la llegada de la producción del nuevo Corsa, en noviembre de 2019.

«Satisfechos» es, para Martín, el sentimiento que mejor define para la mayoría del comité el resultado de una votación que se ha celebrado en los dos días posteriores a la firma del preacuerdo, alcanzado el lunes a pocas horas del límite marcado por PSA, y en la que la que la plantilla dudaba respecto a las garantías de que el plan industrial para la planta esté vinculado al convenio.

El secretario del comité, Juan Carlos Fandos, ha asegurado que ha sido la negociación «más dura» que ha vivido la fábrica y ha subrayado que el acuerdo es el «necesario», pero no el que le gusta a la plantilla y al comité.

La plantilla refrenda así un preacuerdo firmado a pocas horas de que expirara el plazo de PSA después de que los sindicatos suspendieran la negociación y la empresa anunciara la paralización del proyecto del nuevo Corsa y de inversiones en Figueruelas, aunque la mediación del presidente de Aragón, Javier Lambán, consiguió que retomaran las conversaciones hasta llegar a un preacuerdo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos