El peso de los salarios en la riqueza nacional cae un 8% desde que comenzó la crisis

El ministro de Economía, Luis de Guindos. :: EFE/
El ministro de Economía, Luis de Guindos. :: EFE

Los sueldos representan ya menos de la mitad del PIB, que ha repuntado en los dos últimos años 3.200 millones más de lo inicialmente calculado

JOSÉ M. CAMARERO MADRID.

La macroeconomía española sigue avanzando a un ritmo frenético, liderando a los grandes países de la zona euro, pero lo está haciendo a costa del salario de los trabajadores, cuyo peso en el conjunto de la riqueza nacional es cada vez menor. El volumen de los sueldos percibidos durante el año pasado por los empleados ascendió a 532.852 millones de euros, lo que representa aproximadamente un 48% de toda la riqueza generada en España. Ese importe implica una caída del 8% con respecto a la relevancia que tenían las rentas del trabajo en el conjunto de la economía hace apenas nueve años. Por entonces, los 559.777 millones de abonos en el mercado laboral contribuían en casi un 52% a toda la actividad del país.

La actualización de los datos de contabilidad nacional realizados por el INE constatan esa pérdida de protagonismo de las remuneraciones, una circunstancia que vivió su peor momento en 2012, cuando llegó a retroceder hasta el 47% del PIB. En compensación, la aportación de otro tipo de rentas, como las ligadas a los beneficios empresariales o las de inversión en capital, las que han ido cobrando más protagonismo hasta cerrar el año pasado en los 471.020 millones, lo que supone más de un 42% del PIB. Estas partidas han incrementado su protagonismo en la economía en un 1,2% en los últimos nueve años.

Aún mayor es el auge experimentado por otra partida que el INE cuantifica para elaborar el PIB: los impuestos -sobre la producción y las exportaciones, en términos netos-, que alcanzan los 114.650 millones el año pasado, un 53% más que los de 2009, el ejercicio en el que menores cuantías ingresó la economía por este concepto.

El consumo de los hogares mejoró un 2,5% en 2016, una décima menos de lo estimado hasta ahora

El reparto de la tarta de la riqueza económica continúa sufriendo importantes modificaciones a medida que transcurren los años, lo que no impide que la riqueza nacional mejore, como lo está haciendo en los dos últimos años. El volumen del PIB asciende ya a 1,118 billones de euros, la mayor cifra de la histora -a precios corrientes, esto es, sin estar corregidos por la inflación-. En términos de renta per cápita -la distribución teórica de la renta del país entre cada uno de los 46,4 millones de habitantes-, también ha marcado récord al situarse en los 19.611 euros por ciudadano al año.

Se trata de la cota más elevada de toda la serie histórica estadística, incluso por encima de la que hasta ahora había constituido un hito para la economía, en 2008 -el mejor año del 'boom'-, cuando esta referencia cerró en los 1,116 billones.

Desde 2015 sin parar

Este ascenso ha permitido que el PIB mejorara definitivamente un 3,3% a lo largo del año pasado, lo que implica una décima más que el último dato aportado oficialmente, que fijaba ese crecimiento en el 3,2%. La economía se impulsó el año pasado gracias al consumo de los hogares, aunque éste tuvo un comportamiento algo más débil del calculado en el avance de datos, al crecer un 2,5%, y no un 2,6% como se había constatado hasta ahora. Por su parte, la aportación de la demanda externa sí ceró con unos datos mejores de lo previsto, avanzando un 0,7% frente al 0,5% inicial.

Por sectores de actividad, el comercio, el transporte y la hostelería aportaron 239.474 millones a la economía, prácticamente uno de cada cuatro euros que generó la actividad del país durante el último ejercicio. También fue relevante el peso de la industria -181.210 millones-, así como el de la administración pública -más de 190.000 millones-, con un avance del 3,2% con respecto a 2015.

Además, la actualización de datos de contabilidad nacional ha permitido mejorar el auge del PIB en 2015, que finalmente fue del 3,4% con respecto al ejercicio anterior, frente al 3,2% calculado inicialmente. En los dos últimos ejercicios, la economía ha repuntado aún más de lo que se había constatado en un principio. Lo ha hecho en tres décimas -dos en 2015 y otra más en 2016- que representan unos 3.172 millones más de pujanza económica en ese periodo. Se trata de los dos años en los que más ha avanzado el PIB, después de que este indicador cayera un 1%, un 2,9% y un 1,7%, en 2011, 2012 y 2013, respectivamente. Un año después ya comenzó a avanzar y lo hizo a un ritmo del 1,4%.

Más

Fotos

Vídeos