La pensión media aumenta casi un 2% hasta 926 euros por el relevo generacional

El gasto en prestaciones de la Seguridad Social marca otro récord en noviembre, con 8.858 millones, un 3% más

J. A. BRAVO

madrid. La Seguridad Social no va a poder reducir su agujero financiero este año. Lo admitió el miércoles el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y lo ratificaron ayer los últimos datos procedentes del sistema mismo, que en noviembre registró un nuevo récord en el gasto en pensiones contributivas con 8.857,9 millones de euros, un 3% más que hace un año.

En realidad, el importe de estos pagos lleva 18 meses creciendo a un nivel igual o incluso superior, aunque al comienzo de la crisis el incremento incluso se duplicó. En concreto, llegó al 8% en 2008.

Las causas de ese crecimiento son múltiples. De un lado, el alza en el número de pensiones a abonar, que fue del 1,6% el mes pasado dejando el total de estas percepciones en 9,56 millones, otro máximo histórico. Es el resultado, fundamentalmente, del mayor envejecimiento demográfico, un problema que todavía irá en ascenso en los próximos ejercicios según contemplan todas las previsiones.

Otro punto negativo para la salud financiera del sistema es la mayor esperanza de vida, variable que también irá al alza de manera progresiva. Un tercer factor a considerar es la entrada de jubilados con sueldos más elevados, en contraste con la desaparición de otros con rentas menores.

Esto último ha provocado, además, que la pensión media se haya incrementado en noviembre un 1,84% hasta quedar en 925,85 euros mensuales. Hay que tener en cuenta que el último dato adelantado de la inflación (también de noviembre) apunta una subida del 1,6% en el IPC y que la revalorización anual de estas prestaciones públicas se mantiene solo en el 0,25%. Esto es conforme al denominado Índice de Revalorización (IRP), que toma en consideración la evolución de la economía y del propio sistema.

Déficit

Es más, la Autoridad Fiscal Independiente (AIReF) prevé que siga así durante, al menos, cinco años más. Se basa para ello tanto en «el desequilibrio de partida», como en «la diferencia entre ingresos y gastos».

De momento, la última previsión de déficit de la Seguridad Social para 2017 se sitúa en el 1,5% del PIB, frente al 1,7% del año pasado. Sin embargo, en volumen no habrá reducción alguna debido al crecimiento de la economía (se espera un 3,1% más). Así, frente a los 500 millones de recorte del déficit que se estimaban hace unos meses ahora se calcula que se volverán a repetir unos 'números rojos' anuales de 17.000 millones.

Las últimas reformas del sistema de jubilación han ido encaminadas precisamente a reducir el gasto. Así, en 2013 se endureció el acceso al retiro anticipado y dos años antes se había aprobado un retraso progresivo de la edad para jubilarse, que en 2027 será de 67 años frente a los 65 años y cinco meses en la actualidad.

Por tipos de pensiones, las más altas en promedio son las de jubilación, con 1.069,4 euros al mes, prácticamente un 2% más que hace un año. Les siguen las de incapacidad permanente, con 936,6 euros (0,6% más), y las de viudedad, con 648,7 euros (1,3% más). Las más bajas son las de orfandad: 380,9 euros (1,2% más).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos