La oposición quiere enmendar en 78.500 millones los Presupuestos

Presenta casi 6.900 propuestas de cambios, que incluyen una reforma fiscal y mayor dotación en infraestructuras

J. A. B.

madrid. Si por la oposición fuera, cerca de 78.500 millones de euros del proyecto de Presupuestos del Estado (PGE) para 2018 tendrían que cambiar su destino actual para dedicarse a otros fines, además de reducir al mínimo la capacidad de maniobra del Fondo de Contingencia. Este, encuadrado en la sección 35 de dicho texto contable, tiene en principio un margen de maniobra de casi 2.400 millones de euros.

Pero ese volumen económico se antoja escaso a la vista de las peticiones de los grupos parlamentarios, si bien el Gobierno quiere centrar sus 'gestos' en aquellos que apoyaron el año pasado los PGE y que están dispuestos a reeditarlo: Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria, Foro Asturias y UPN. También incluiría a Nueva Canarias si cambia su rechazo inicial, aunque por un «error de interpretación» votó esta semana a favor de rechazar los vetos.

La mayor factura por esos apoyos se la cobrará la subida de las pensiones conforme al IPC en 2018 y 2019, que costará en total 3.300 millones de euros -1.500 millones este año y el resto el próximo-. Sus impulsores, los nacionalistas vascos, también solicitan una mejora de las infraestructuras de transportes en su comunidad por casi 30 millones.

Algo similar piden para su archipiélago los dos grupos nacionalistas canarios, CC y NC. El importe conjunto de sus enmiendas supera los 600 millones e incluye, además de mayores bonificaciones para sus residentes en el coste de los desplazamientos a la Península, 200 millones más para los planes contra la violencia machista.

Ciudadanos quiere elevar del 20% al 30% las deducciones fiscales por invertir en nuevas empresas, además de extender el pago fraccionado del impuesto de sociedades a firmas de capital riesgo, fondos de inversión y Sicav. Y el PP centra sus cambios en una nueva prestación provisional a desempleados por la extinción de los programas PAE y Prepara, y una propuesta para que las centrales eléctricas no cierren sin autorización del Gobierno.

En total, la oposición ha presentado 6.895 enmiendas parciales, casi un millar más que en los PGE de 2017. Los cambios más costosos los pide ERC, por valor de 34.120 millones. En Unidos Podemos llegan a 20.000 millones, incluida una reforma fiscal, mientras el PSOE sitúa los suyos en unos 8.000 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos