Montoro fija la primera semana de abril como límite para aprobar los Presupuestos

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ayer durante su comparecencia en el Congreso. :: xxx/
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ayer durante su comparecencia en el Congreso. :: xxx

La recaudación creció en 2017 en 12.000 millones, una cifra 2.700 millones inferior a la prevista por el Gobierno, lo que no impidió cumplir el déficit

D. VALERA MADRID.

El tiempo para aprobar los Presupuestos de 2018 se agota mientras el camino para que vean la luz sigue siendo complicado. Hasta ahora el Gobierno se negaba públicamente a contemplar la posibilidad de no tener unas cuentas actualizadas. Sin embargo, ayer asumió que ese escenario es cada vez más plausible. Por eso fijó una fecha límite para que el Consejo de Ministros apruebe la principal ley económica del país: la primera semana de abril. Esto supondría aprobar el texto en el Parlamento a finales de junio. Así lo señaló el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su comparecencia en la comisión de Presupuestos del Congreso. En su opinión, «no tiene sentido» seguir intentado aprobar las cuentas públicas pasada esa fecha porque implicaría superponerlos a la tramitación de los Presupuestos de 2019, cuyo techo de gasto debe aprobarse en junio. Además, advirtió de que sin los apoyos suficientes no los presentarán, a pesar de que el presidente Mariano Rajoy se mostró confiado en que habrá cuentas públicas.

«La falta de Presupuestos responde a razones políticas y no económicas», resaltó Montoro, que responsabilizó de tener que prorrogar las cuentas públicas de 2017 a la crisis de Cataluña. «Es la causa clara manifiesta y explícita que ha impedido que tengamos la aplicación normalizada de unos Presupuestos», señaló en referencia a la reticencia del PNV a apoyar las cuentas tras la aplicación del artículo 155.

Recursos autonómicos

En cualquier caso, Montoro insistió en que unos nuevos Presupuestos son necesarios para «actualizar las retribuciones y condiciones laborales de los empleados públicos». De hecho, el Gobierno ha propuesto a los sindicatos una revalorización del 1,5% este ejercicio. Asimismo, también recordó que deben actualizarse las transferencias a las comunidades autónomas (4.000 millones más).

Sin embargo, el ministro de Hacienda lanzó un mensaje de tranquilidad respecto a la prórroga presupuestaria. De hecho, recordó que los Presupuestos de 2017 han permitido un crecimiento del 3,1% y cumplir el objetivo de déficit del 3,1%. Un logro conseguido por la mejora de la recaudación tributaria de 12.000 millones (unos 7.000 millones solo de IVA), lo que supone un incremento del 6,3%. Sin embargo, esta cifra es inferior en unos 2.700 millones a la recogida en los Presupuestos de 2017, que contemplaban un alza del 7,9%. De hecho, el propio Montoro reconoció que no se ha conseguido superar el nivel de recaudación de 2007 como estaba previsto y que habría supuesto volver a niveles precrisis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos