Montoro afirma que aún sin nuevos PGE los funcionarios subirán su sueldo más del 1%

Cristóbal Montoro, ayer. :: efe/
Cristóbal Montoro, ayer. :: efe

El ministro desvincula ahora ambos temas pese a lo advertido en octubre a Bruselas y estudia ligar un aumento plurianual a mejorar la productividad

L. PALACIOS / J. BRAVO

madrid. Los funcionarios pueden respirar aliviados, al menos este año, pues «de cualquier manera» sus salarios subirán en 2018 más del 1% en que mejoraron el ejercicio pasado. Así lo garantizó ayer el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien esta vez sí desvinculó esa circunstancia de la aprobación de unos nuevos Presupuestos del Estado (PGE).

Eso sí, no dejó pasar la oportunidad de criticar que «parece que hay grupos políticos que no tienen interés» en que se aprueben unas cuentas públicas para 2018 y les basta con las prorrogadas, pese a la «parálisis» que ello conllevaría. De ello hablará mañana en el Congreso, donde los diputados de la oposición le preguntarán por qué el Gobierno dijo a mediados de octubre a la Comisión Europea que sin unos nuevos PGE no tendría margen para hacer más cosas, por ejemplo, la subida salarial que ahora sí da por segura -el propio Rajoy lo apuntó la semana pasada-, y ahora por el contrario sí lo ve posible.

Hasta el 8% en tres años

Montoro señaló ayer incluso que también se mejorarán «otras cosas», aunque evitó detallarlas, «si por cualquier circunstancia no tuviéramos Presupuestos a tiempo». No obstante, desde mediados de noviembre su departamento ya venía abriendo la puerta a una subida salarial de los empleados públicos aún sin nuevas cuentas para 2018. Así se lo transmitió la secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado, a los sindicatos, señalando que si fuera necesario recurrirían a «otras fórmulas legales posibles». Y les anticipó que manejaban un alza del 1,5%, la misma que el Ejecutivo presentó en septiembre cuando todavía no se descartaba tener los PGE a tiempo y se negociaba a varios años vista.

Pero el titular de Hacienda no entró en cifras. Se limitó a decir que los sueldos subirán más «a medida que la recuperación económica se vaya consolidando». En esa propuesta de septiembre su equipo ofrecía un aumento fijo del 1,5% para 2018, del 1,75% para 2019 y del 2% para 2020, a lo que se podría sumar un alza extra de otro 0,5% anual siempre que el PIB superara las previsiones del Gobierno y otro medio punto más en 2020 si en esos tres años no se superaba el objetivo de déficit.

En ese escenario, los sueldos de los empleados públicos crecerían hasta 2020 un mínimo del 5,34%, pudiendo llegar a un máximo del 8% en la mejor hipótesis posible. Sin embargo, el referéndum ilegal del 1-O y la tensión política catalana dinamitaron las negociaciones. En cualquier caso, los sindicatos habían rechazado dichas condiciones, al reivindicar que se recupere «en un plazo razonable» el poder de compra que han perdido en los últimos años, que cifran en el entorno del 14%.

En Hacienda, además, también estudian ligar un incremento salarial plurianual de los funcionarios a una mejora de su productividad. Según fuentes gubernamentales, es un tema en el que también podrían implicarse los ministerios de Economía y de Empleo, aunque se reconoce la dificultad de establecer parámetros homologables y «reales» para toda la Administración.

Mientras, este jueves, patronal y sindicatos tendrán su primera reunión formal sobre la subida salarial en el sector privado, donde Montoro espera que se alcance un pacto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos