La mitad de los trabajadores dejaría su empleo por tener un salario bajo

D. V.

MADRID. Un salario demasiado bajo es la principal causa de los españoles para cambiar de empleo. Así lo manifiesta un 51% de los ciudadanos encuestados en el estudio de Randstat publicado ayer. Precisamente, la revalorización salarial para recuperar parte del poder adquisitivo perdido durante la crisis es una de las principales reivindicaciones de los sindicatos de cara a cerrar un acuerdo con la patronal sobre la negociación colectiva.

Los otros dos grandes motivos de los trabajadores para cambiar de destino según el estudio son la falta de oportunidades de crecer en la empresa (44%) o la ausencia de reconocimiento (33%). Le siguen los problemas para conciliar la vida laboral y personal (30%) y en último lugar considerar que su trabajo es poco interesante (29%).

Por otra parte, la encuesta también pregunta por los motivos que más valora un empleado para continuar en la empresa. En este caso, la mayoría de las respuestas (44%) se decantan por lograr un equilibrio entre la vida laboral y personal. Asimismo, le sigue de cerca que la compañía les ofrezca seguridad laboral (43%) en un momento en el que la contratación temporal supone prácticamente el 90% de los nuevos contratos. También son factores importantes que el trabajo sea interesante (40%), que el salario sea atractivo (40%) o que la localización sea buena (39%).

Desde Randstad destacan que mientras el salario es la causa principal para cambiar de compañía, no es tan destacado a la hora de quedarse. Un desajuste que los autores del estudio consideran que se debe a que la «fidelización de los profesionales» debe ir más allá de la retribución. «Los trabajadores cada vez valoran más otros beneficios», explican.

Edad y formación

Además, los motivos para cambiar de trabajo también varían según la formación de cada trabajador. Así, según Randstad, entre los profesionales con educación superior es más probable que dejen una empresa si su empleo no les supone un reto. Sin embargo, entre los profesionales con educación media, el motivo más determinante es el salario.

Por último, los factores también son distintos según la edad. Así, una de las razones que hacen más probable que los trabajadores más jóvenes, los menores de 25 años, se queden en su empresa es la oportunidad de desarrollar su carrera profesional. Sin embargo, para los mayores de 45 años la seguridad laboral a largo plazo es la causa más determinante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos