El consumo rompe la caída del crédito a los hogares desde el inicio de la crisis

Viviendas de la empresa municipal de la vivienda de Miranda de Ebro.
Viviendas de la empresa municipal de la vivienda de Miranda de Ebro. / Avelino Gómez

Desde finales de 2016 ha aumentado en 1.844 millones (0,2%), con un alza del 6% para financiar las compras, aunque en un año aún cae un 1,6%

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Hablar de recuperación en el mercado crediticio todavía puede resultar prematuro, sobre todo cuando difícilmente el sector logra encadenar tres meses seguidos de subidas, aunque la vista de los datos publicados por el Banco de España este martes parece claro que algo está cambiando. Y es que si analizamos solo el primer semestre, el volumen del dinero prestado por las entidades financieras a los hogares ha crecido de forma estimable por vez primera desde el inicio de la crisis.

En concreto, son 1.844 millones más, una cantidad moderada en términos globales, si bien permite anotar un leve aumento del 0,2%. La parte buena, a juicio de distintos expertos, es que no se debe al crecimiento de una nueva burbuja inmobiliaria; al contrario, este tipo de financiación continúa en caída libre. El lado malo, pr el contrario, es que puede terminar siendo casi flor de un día, pues su causa fue el fuerte tirón del crédito en junio, con 7.886 millones más que el mes anterior.

Para encontrar un incremento de proporciones similares hay que remontarse hasta noviembre de 2016, cuando el saldo total de préstamos a los hogares creció en 6.483 millones respecto a octubre. En uno y otro caso la fuerte subida del consumo fue el detonante, debido fundamentalmente a la cercanía de campañas especialmente propicias para las compras como el verano y el período navideño, respectivamente.

En ese mayor afán comprador se incluye también el aumento del gasto en viajes, muchos de los cuáles son financiados con créditos. Gracias a ello, el dinero prestado por los bancos para operaciones de consumo creció un 5,7% desde finales del año pasado, con 9.722 millones más. También sube si la comparación abarca un año, al haberse concedido 4.813 millones más (2,8%) que en junio de 2016. Y eso que hablamos de un ámbito donde las alzas son nota frecuente ya desde mediados de 2015.

Este tipo de créditos, no obstante, siguen siendo minoría. Solo uno de cada cuatro euros otorgados por las entidades financieras a los hogares van destinados al consumo; el resto (75%) se destina a comprar viviendas, cuyo importe es mucho mayor. Hablamos así de un total de 178.245 millones concedidos al cierre de junio, frente a un saldo de 536.425 millones para ‘ladrillo’.

La vivienda, aún a la baja

Otra diferencia notable es que en este segundo caso los descensos se mantienen como nota predominante desde el inicio de la crisis. Y aunque van a menos –de la caída del 3,7% que sufrió en 2014 se moderó en junio pasado al 2,8%–, contrastan con incrementos de los préstamos al consumo ya superiores al 3%: subieron un 2,7% en 2015, un 4,2% en 2016 y la media de 2017 no baja del 4%.

En la financiación bancaria ligada a la vivienda, por el contrario, el volumen se ha reducido en 16.646 millones en los últimos 12 meses (3% menos), mientras que si tomamos como referencia el cierre de 2016 el recorte se limita a prácticamente la mitad, con 7.878 millones menos (-1,4%). El elevado peso de los créditos inmobiliarios dentro del total de dinero recibido por los hogares hace también haya descendido en tasa interanual, en concreto un 1,6% con 11.833 millones menos.

Los responsables del Banco de España ya anticiparon hace dos semanas que la demanda de crédito de los hogares se había acelerado en el segundo trimestre. En cifras, de abril a junio aumentó en 5.709 millones, aunque en términos relativos la mejora fue solo de ocho décimas por el descenso en vivienda.

En el caso de las empresas (no financieras), los préstamos bancarios también se recuperan, si bien mínimamente, en lo que va de 2017. Hasta junio se habían concedido 253 millones más (0,02%).Pero comparado con hace 12 meses todavía había un retroceso de 8.969 millones (-0,9%) para un saldo de 906.970 millones, casi un 27% más que el dinero dado a los hogares (714.670 millones).

Fotos

Vídeos