La Rioja

El Nasdaq rebota y el Ibex-35 cierra en los 10.850 puntos

Vista de pantallas en el parqué madrileño.

Vista de pantallas en el parqué madrileño. / Efe

  • Mapfre encabezó los ascensos, con una subida del 3,01%.

El Ibex-35 comenzó en verde, tuvo un tropezón a eso de las once y media de la mañana, remontó pero terminó por debajo de los máximos intradiarios que había marcado en los 10.880 puntos cuando subía en torno a un punto porcentual. Al cierre daba un último cambio en los 10.849,90 puntos, lo que supone una subida del 0,83%. Ello, después de que el selectivo sufriera una caída de alrededor de un 2% la semana pasada. 

En el Viejo Continente, el PSI-20 de Lisboa y el Dax alemán fueron los mejores, con subidas de algo más de un punto porcentual, mientras que el Cac 40 francés se anotó un 0,87%. El Ftse 100 británico se anotó un 0,81%, un porcentaje similar al del Ibex-35. Se quedó atrás el Ftse Mib de Milán, que cerró con una subida del 0,35%. 

Al selectivo español le ayudaron las compañías acereras a subir y también los valores financieros. Unas y otros encabezaron las subidas del Ibex-35. Así, Mapfre fue el valor más rentable, con una revalorización del 3,01%. Después se colocaron Acerinox y ArcelorMittal, con ganancias de un 2,74% y un 2,71%, respectivamente. Después, CaixaBank, Bankia y el Sabadell también se anotaron más de dos puntos porcentuales. Entre los mejores, también Bankinter y BBVA, que ganaron un 1,66% y un 1,35%, respectivamente. Santander también ganó más de un punto porcentual.

En negativo terminaron valores más tranquilos, como Ferrovial y Meliá, que retrocedieron más de un punto porcentual, mientras que Red Eléctrica, Abertis, Viscofán, Gas Natural, Iberdrola y Aena completaron la lista en negativo. 

Colonial, el nuevo componente del selectivo español, cerró su primera sesión en el Ibex-35 en tablas. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Prisa encabezó los ascensos junto a Service Point, ambos con ganancias de más de un 20%. Con subidas de más de un 10% se colocaron Pescanova y Deoleo. 

En rojo, Abengoa A fue el peor, con un descenso del 6,15%, mientras que Europac y Alantra se colocaron después con pérdidas de más de un 3%.

En el Eurostoxx 50, Philips fue el mejor, con una subida del 6,45%. Ello porque, de acuerdo con The Times, el inversor activista Dan Loeb, de Third Point, habría comprado acciones del valor, lo que hace pensar que puede meter presión para que la compañía actualice su estrategia. El peor fue Ahold: tras perder  un 13% la semana pasada, en la jornada de hoy ha retrocedido otro 1,71%. 

El Nasdaq y los valores tecnológicos rebotan

El ánimo de los inversores mejoró gracias al repunte de Wall Street, gracias sobre todo al avance del Nasdaq, que ganaba más de un punto porcentual al cierre de la sesión europea. De hecho, Apple era el valor más rentable del Dow Jones al cierre de la sesión europea, y entre los diez que más ganaban del día también se colocaban otras compañías tecnológicas, como Intel y Cisco Systems. En todo caso, el Dow Jones marcaba máximos históricos de nuevo hoy y lo mismo sucedía con el S&P 500. 

La bonanza bursátil en Wall Street hizo posible que el interés del bono americano a diez años subiera levemente, desde el 2,15% hasta el 2,17%, aunque continúa en zona de mínimos históricos. Mientras tanto, en Europa, comportamiento mixto de los intereses de los bonos. Los de Francia, tras la victoria por mayoría absoluta del partido de Emmanuel Macron en las elecciones legislativas, se mantenían con un rendimiento estable del 0,63%. Poco a poco, la rentabilidad del bono francés a diez años se ha ido reduciendo desde los máximos que alcanzó a mediados de marzo por encima del 1,10%, cuando se temía que el Frente Nacional de Marine Le Pen podía tener alguna posibilidad en las elecciones presidenciales, o cuando se temía que Macron no iba a hacerse con el control de la Asamblea Nacional. Francia, tras las elecciones de ayer, ha dado todo el poder al social-liberal. 

El interés del bono español a diez años se mantenía estable poco por debajo del 1,45%, mientras que el de su comparable alemán seguía por debajo del 0,30%. 

Se comportaban mejor los títulos italianos y los portugueses: el interés de los primeros bajaba desde el 1,97% hasta el 1,94%, mientras que el de los segundos retrocedía desde niveles cercanos al 2,90% hasta el 2,83%.

En el mercado de divisas, el euro perdía posiciones frente al billete verde. La moneda comunitaria al cierre perdía un 0,30% frente al billete verde, con lo que el tipo de cambio se colocaba en 1,1162 unidades, frente a niveles que rondaban el 1,12 por la mañana. Ello, por los comentarios del presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, que se mostró optimista con el ciclo económico americano, al que aún le queda recorrido. Dudley confía en que la mejora del mercado laboral llevará a una subida de salarios que lleve a un repunte de la inflación, que últimamente ha estado inesperadamente débil. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent llegó al término de la sesión europea prácticamente en tablas, en el entorno de los 47 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, también se mantenía estable a las puertas de los 45 dólares. 

El precio de la onza de oro, mientras tanto, encadenaba su cuarta sesión de descensos, para perder el nivel de los 1.250 dólares por primera vez desde el 18 de mayo.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate