La Rioja

La banca arrebata al Ibex los 9.400 puntos y cae un 0,9% en la semana

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid. / Efe
  • El rebote del 8% que ArcelorMittal ha logrado tras presentar sus resultados de 2016 no ha podido frenar el desplome

El Ibex-35 acaba la semana en rojo igual que la empezó. Solo la breve tregua del jueves, en que subió un 1,17%, evitó mayores caídas que este viernes se han situado en el 0,64%, dejando al índice español en los 9.378 puntos, con un descenso semanal del 0,9% y liderando las pérdidas de las plazas europeas. La banca y Telefónica han lastrado al Ibex hasta perder la cota psicológica de los 9.400 enteros, y ni el rebote del 8% que ArcelorMittal ha logrado tras presentar sus resultados de 2016 ha podido frenar el desplome.

En las Bolsas del Viejo Continente, el Ftse 100 de Londres se ha colocaba a la cabeza de las subidas con un 0,40%, seguido por el Dax alemán con un 0,21%, el Cac francés con un 0,04% y el Ftse Mib de Milán con un -0,45%.

Con estos resultados, las plazas europeas no han seguido la estela positiva marcada por las bolsas de Estados Unidos y Asia. Las primeras se han visto impulsadas por el anuncio de Trump de que en «pocas semanas» dará a conocer la reforma fiscal que está elaborando. Anuncio que ha llevado al Dow Jones, al S&P y al Nasdaq a alcanzar máximos históricos. El rebote de las bolsas asiáticas lo han originado los resultados de la balanza comercial de China, cuyas exportaciones en enero sumaron los 173.424 millones de euros, un 15,9% más que el año anterior, sus importaciones aumentaron un 25,2%, hasta los 124.424 millones de euros, y el volumen de intercambios comerciales en el mismo mes fue un 19,6% mayor que en enero de 2016. Esto hizo que la bolsa de Shanghái cerrara con un crecimiento del 0,4% y el alcanzado por el índice Nikkei fue del 2,49.

Según los analistas de Link Securities, el fuerte incremento registrado por las importaciones chinas, cuyo comportamiento ha superado con creces lo esperado, debería servir de apoyo a las empresas relacionadas con las materias primas. Además, y ya en el ámbito político, «el reciente acercamiento de la administración Trump a China -al parecer en una conversación con su homónimo chino, Xi Jinpin, Trump habría confirmado que su Gobierno mantendrá la política de 'una sola China' en referencia al conflicto histórico que el gigante asiático mantiene con Taiwan- debería servir para calmar los temores en relación a una posible guerra comercial entre ambas superpotencias, lo que también es positivo para los mercados de renta variable».

En el parqué madrileño ArcelorMittal se erigía como el mejor valor, con un avance del 8,94% originado tras la presentación de resultados de 2016. La acerera abandona los números rojos al ganar el año pasado 1.669 millones de euros, frente a las pérdidas de 7.457 millones que sufrió en 2015.

Le seguía otra acerera, Acerinox, con un 1,34%, Técnicas Reunidas (+0,94%), Grifols (+0,75%) y ACS (+0,51%).

El sector bancario ha protagonizado los mayores descensos del día. CaixaBank se mantenía como el farolillo rojo del cierre con un retroceso del 1,71%, seguido por Banco Santander (-1,68%), Banco Popular (-1,39%), BBVA (-1,32%) y Telefónica (-1,21%).

Renault presentó sus resultados de 2016 en que obtuvo un beneficio neto de 3.419 millones de euros, frente a los 2.823 millones del año anterior, lo que supuso un incremento del 21,1%. Mientras que su facturación creció un 13,1 %, hasta alcanzar los 51.243 millones de euros.

También hoy se ha sabido que Telefónica podría vender hasta un 49% de su filiar Telxius Telecom a fondos de inversión. La compañía ha confirmado a la CNMV que ha recibido ofertas para la compra de una participación accionarial de su filial. Por lo que respecta al mercado de deuda, la prima de riesgo se coloca en 136 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,68%. Mientras que en el mercado de divisas el euro se intercambiaba a 1,06 dólares.

Por su parte, el precio del petróleo experimentó este viernes subidas tras conocerse que los miembros de la OPEP respetaron en un 90% el acuerdo de reducir su producción durante el mes de enero, el primero en que entró en vigor el compromiso para recortar la oferta de petróleo. El precio del barril de Brent superaba los 56 dólares, mientras que el barril tipo West Texas, de referencia en Estados Unidos, alcanzaba los 54 dólares.