La Rioja

El Ibex retrocede un 0,24% y abandona los 9.500 puntos

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid. / Efe
  • En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 120,7 puntos básicos

El selectivo español comenzaba la sesión en verde, pero así sólo ha durado unos minutos. Inmediatamente el índice entró en pérdidas. Poco antes de las diez de la mañana, el selectivo perdió los 9.500 puntos reconquistados el pasado viernes. Marcó los mínimos intradiarios poco antes de la una de la tarde en el entorno de los 9.450 puntos. Desde ahí, comenzó a recuperar posiciones, para intentar subirse sobre los 9.500 puntos de nuevo, pero sin lograrlo. Al cierre daba un último cambio en los 9.492,80 puntos, lo que supone un caída del 0,24%. Parece que el selectivo español no recuperó la cota de los 9.500 puntos en la remontada de la segunda mitad de la sesión por una cuestión de tiempo. 

También es verdad que, en realidad, tuvo en contra a muchos de los grandes valores. Para empezar, el segundo valor que más cayó del día fue el Santander, con un descenso del 1,12%. Además, Repsol retrocedió cerca de un punto porcentual. y también BBVA y Telefónica cerraron la sesión con pérdidas: se dejaron un 0,44% y un 0,21%, respectivamente. 

El peor de todos fue Mapfre, que se dejó un 1,39%. Y otras dos compañías perdieron más de un punto porcentual: Viscofán y Mediaset. Inmediatamente después, con un retroceso del 0,99%, se colocaron IAG, Popular y Bankia, también con pérdidas de cerca de un 1%. 

Acciona fue el valor que más ganó, con una revalorización del 1,64%. Después se colocaron Aena y Meliá, con ganancias de más de un punto porcentual. La subida de Ferrovial se acercó al punto porcentual. Entre los grandes valores, Inditex e Iberdrola fueron los que cerraron en positivo, con ganancias de un 0,60% y de un 0,40%, respectivamente. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Codere fue el valor que más subió, con una revalorización de casi un 13%, seguido de Coemac, que ganó cerca de un 10%. En rojo, los peores fueron Reno de Medici, San José, Applus y Baviera, todos con pérdidas de más de un 2%. 

Buenos datos macro y sin demasiado vértigo en Wall Street

En la agenda económica de la sesión, contamos con la publicación de varios datos económicos de Alemania, con un crecimiento por encima de lo esperado en la producción industrial en noviembre respecto a un año antes, mientras que tanto las exportaciones y las importaciones crecieron por encima de lo esperado también en ese mes. En el conjunto de la zona euro, vimos un fuerte avance de la confianza del inversor correspondiente al mes de enero, el Sentix, que marcó un máximo en los 18,2 puntos, cuando se esperaba que se colocara en los 12,8 puntos. 

Wall Street, tras cerrar en máximos históricos el pasado viernes, comenzaba la sesión con pies de plomo. Si bien el Nasdaq parecía eludir pronto el mal de altura, al anotarse alrededor de un 0,25% en las horas próximas al cierre de los parqués europeos, el Dow Jones y el S&P 500 registraban pérdidas ligeras de alrededor de un 0,10%. 

En el mercado de divisas, vimos un repunte del euro respecto al billete verde. La moneda comunitaria, al cierre de la sesión, ganaba un 0,3% frente al billete verde, para colocarse en 1,056 unidades.

Aunque la gran protagonista del día fue la libra, que volvió a caer con fuerza, al temerse en el mercado un "Brexit" duro, tal y como advirtió la primera ministra británica, Theresa May, que se mostró partidaria de una salida total de su país de la Unión Europea. Al cierre de la sesión, la moneda británica se depreciaba cerca de un punto porcentual frente al dólar y marcara su nivel más bajo de las diez últimas semanas. Ello fue lo que explicó la caída de IAG, el valor español que se muestra más sensible a las malas noticias sobre el 'Brexit'. 

La caída de la libra fue la que ayudó al Ftse 100 británico a encadenar una décima sesión consecutivas de avances y, por tanto, a marcar otro nivel récord. De hecho, el índice británico fue el único de Europa que terminó la sesión en positivo. Entre los que terminaron en rojo, el mejor fue el Ibex-35, seguido del Dax alemán, que retrocedió un 0,30%. El Cac 40 francés terminó el día con un recorte del 0,45%. El PSI-20 de Lisboa retrocedió un 0,55%. El peor fue el Ftse Mib de Milán, que se dejó un 1,66%, perjudicado por la evolución de los bancos: Unicredito perdió un 5%, Mediobanca, un 4,5% y Ubia Banca, un 4,2%. 

En general, el billete verde perdía posiciones frente a las principales monedas del mundo. El US Dollar Index retrocedía al cierre alrededor de un 0,20%.

En el mercado de deuda, vimos caídas en las rentabilidades de los bonos. El rendimiento de los títulos americanos caía por debajo del 2,40%. El interés de los títulos españoles a diez años retrocedía y se sitúa bajo el 1,50%, mientras que el interés de los bonos italianos se alejaba del 2% que volvió a rondar al final de la semana pasada. 

Sube el oro y cae el crudo

La entrada de dinero en los bonos se vio acompañada de una subida del precio del oro. La onza cerraba la sesión con una subida del 0,67%, para colocarse en los 1.180 dólares al cierre de la jornada, revalidando los máximos marcados la semana pasada y que no tocaba desde finales del mes de noviembre. ¿Se están empezando a proteger los inversores de una posible corrección que los analistas anticipan que terminará llegando, bien coincidiendo con la llegada de Donald Trump al Gobierno, bien con los resultados empresariales de 2016 que comienzan ya a presentarse, bien con cualquier otra excusa?

Al contrario de lo que sucedía en el oro, el precio del crudo cotizaba a la baja. El barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 2,75%, hasta los 55,53 dólares. Ello, quizás, porque el mercado teme que el recorte de la producción acordado por la OPEP y otros países puede verse contrarrestado por el incremento que se está observando en Estados Unidos. Así, el barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, bajaba un 2,10% al cierre de la sesión del Viejo Continente, hasta los 52,86 dólares. Este comportamiento explica, pues, la caída de Repsol en el Ibex-35. Y que en el Eurostoxx 50, dos de los peores valores del día fueran la petrolera italiana Eni, que perdió un 2,10%, y la francesa Total, con un recorte del 1,40%.