La Rioja

El Ibex-35 consolida los 9.400 pero deja escapar los 9.500 puntos

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid. / Efe
  • Crónica de cierre

  • Fue el índice más rentable de Europa, con una revalorización del 0,81%

  • Viscofán fue el valor más rentable del día, con una revalorización del 4,91%, mientras Enagás era el valor que más cayó: se dejó un 1,61%

  • El euro llegó a perder el nivel de 1,04 unidades respecto al billete verde; el barril de Brent marcó un nuevo máximo por encima de los 57 dólares, y los tipos de los bonos registraron tirón al alza

El selectivo español comenzaba la sesión en positivo, ganando posiciones por encima de los 9.400 puntos. Pero aceleró de manera muy significativa a partir de las dos y media de la tarde, para marcar máximos del día en los 9.550 puntos, es decir, prácticamente igualando el nivel de apertura del ejercicio 2016, lo que implicaría borrar totalmente las pérdidas del 2% que acumuló el año pasado. Pero le debió de dar algo de mal de altura y se vino abajo, para poner en peligro la cota de los 9.500 puntos, que al término de la jornada no fue capaz de aguantar. Al cierre, daba un último cambio en los 9.494 puntos, lo que supone un avance del 0,81%.

El acelerón de la Bolsa española a primera hora de la tarde se debió a la apertura fuertemente al alza que se observó en Wall Street en la primera sesión de actividad de la Bolsa americana de este 2017, dado que ayer permaneció cerrada por festivo. Ello debido a que los datos económicos publicados en Estados Unidos fueron muy buenos. En particular, el índice de gestores de compras del sector industrial americano correspondiente al mes de diciembre superó expectativas. Pero luego Wall Street se vino un poco abajo y ésa fue la razón por la que al selectivo se le escaparon los 9.500 puntos a última hora.

En todo caso, el Ibex-35 fue el índice europeo mejor del día. Muy lejos se situó el Ftse 100 británico, que se anotó un 0,5%. El Cac 40 francés también cerró en verde, con un avance del 0,35%, mientras que el Ftse Mib de Milán se libró de los recortes por la mínima. El Dax alemán y el PSI-20 de Lisboa terminaron en negativo, con pérdidas de un 0,12% y de un 0,18%, respectivamente. Los analistas de Morgan Stanley, por si acaso, advierten de que la investidura de Donald Trump, que tendrá lugar el día 20, puede poner fin a los buenos tiempos post-electorales en los mercados.

Efectos en los bonos, las divisas y las materias primas

Los datos macroeconómicos provocaron que los intereses de los bonos aumentaran tras varios días tranquilos o incluso a la baja. Así, el rendimiento de los títulos españoles a diez años pasó desde el 1,32% hasta el 1,42%, mientras el de los títulos italianos, desde el 1,73% subía hasta el 1,86%. El interés de los bonos alemanes al mismo plazo se incrementó desde el 0,18% hasta el 0,26%.

Algo menos subió la rentabilidad de los títulos americanos a diez años: desde el 2,45% no llegó al 2,50%. Este diferente comportamiento de los bonos americanos y europeos obedeció a que no sólo intervino la agenda económica estadounidense. También influyó la agenda económica de la sesión europea, con datos de inflación que superaron las previsiones de los analistas en Alemania.

Y es que el Ifo, un instituto económico del país germano, ha instado a finalizar las compras de bonos por parte del Banco Central Europeo si la inflación de la zona euro alcanza el nivel alemán. «Este dato en la inflación es una señal para salir de la expansiva política monetaria del BCE», declaró el jefe del Ifo, Clemens Fuest, y añadió: «Si se confirman estas cifras para la zona euro en su conjunto, el BCE debería poner fin al programa de compra de bonos en marzo de 2017».

En el mercado de divisas, desde primera hora de la mañana, el euro comenzó a depreciarse, para perder el nivel de 1,04 a media sesión y marcar mínimos del día en 1,0340 unidades a las cuatro de la tarde. A partir de ahí, comenzó a rebotar, quizás con las palabras del Ifo, para terminar la sesión en el nivel de 1,0430 unidades.

A las Bolsas, sobre todo a Wall Street, les favoreció también la subida del precio del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, ganaba un 0,88%, hasta los 57,32 dólares. Es la primera vez desde 2015 que rebasa la barrera de los 57 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, comenzaba el año con mucha más potencia: al cierre de la sesión europea ganaba un 2,44%, hasta los 55,03 dólares.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate