La Rioja

El Ibex-35 cierra 2016 con una caída del 2%

El interior del parqué madrileño.Efe
El interior del parqué madrileño.Efe
  • El selectivo madrileño, que rebotó un 0,27%, se desmarca de las subidas anuales en Europa lastrado por un ejercicio casi completo con un Gobierno en funciones

¿Verde o rojo? La incógnita sobre si el Ibex-35 iba a terminar el año con pérdidas o ganancias se ha mantenido prácticamente hasta la última jornada bursátil del ejercicio, en la que el índice de referencia español ha cerrado con una caída anual del 2,01%, hasta situarse en los 9.352 puntos.

El Ibex-35, junto al FTSE MIB, que ha cedido en el ejercicio un 10,20%, ha vuelto a terminar el año como uno de los peores selectivos de Europa, muy lejos del FTSE 100 de Londres que ha obtenido en 2016 un crecimiento del 14,43%, debido al desplome de la libra tras el 'Brexit'. Le han seguido el Dax 30 alemán con una subida del 6,87%, y el Cac 40 francés con un +4,86%.

Por lo que respecta a la bolsa americana ha vuelto a batir a la europea y ha cerrado el año batiendo récords. Mientras que el índice Nikkei, el principal indicador de la Bolsa de Tokio, ha cerrado el año en los 19.050 puntos, con una subida del 0,42%.

Un ejercicio 'sorprendente'

La debilidad mostrada por el Ibex este año, que comenzó en los 9.544 enteros y ha terminado en los 9.352 puntos se entiende si se hace un balance de lo que ha ocurrido este ejercicio en los mercados, en los que la alta volatilidad y las 'continuas sorpresas' han campado a sus anchas. En opinión de los analistas de Link Securities, "ni el Brexit ni la victoria de Trump en las elecciones americanas figuraban en los escenarios base de las estrategias para 2016. Sí que se esperaba una fuerte volatilidad, y en esto el mercado no ha decepcionado".

El ejercicio se inició con el desplome del precio de petróleo, que tocó mínimos de 27,50 dólares el barril de Brent, para en junio recuperarse con subidas cercanas al 100%, hasta conquistar los 50 dólares por barril, lo que provocó una remontada en las bolsas, "que en Europa recuperaron de media un 15% desde los mínimos que alcanzaron en febrero", apunta Daniel Pingarrón, analista de mercados de IG.

El sí al 'Brexit' marcó otro hito en el ejercicio. El miedo a la salida de Gran Bretaña de la UE inundó los mercados y se produjo el segundo desplome del año. La sesión del 24 de junio se recordará como la peor de la historia de las bolsas europeas con caídas que superaron el 10%, para volver a recuperarse en la misma sesión.

También el 'sorprendente' triunfo de Trump en las elecciones americanas supuso un impulso para los mercados y se inició un fuerte rally que duró hasta las últimas semanas del año, en que el recorte de la producción de petróleo por parte de la OPEP, el referéndum italiano, la extensión del QE y la subida de tipos de interés por parte de la FED aumentaron el apetito comprador de los inversores.

Parqué madrileño

Respecto a los resultados anuales de los valores que componen el Ibéx-35, ArcelorMittal lideró los avances en el año con ganancias del 132,56%, seguido por Acerinox (+33,85%), Repsol (+32,61%), Mapfre (+25,43%) y Aena (+23,01%).

Banco Popular lideró las pérdidas con un retroceso anual del 66,37%, seguido por IAG (-38,02%), Cellnex (-20,74%), Ferrovial (-18,51%) y Banco Sabadell (-18,11%).

Mercado de deuda, divisas y materias primas

El mercado de deuda ha tenido este ejercicio un comportamiento muy positivo. La prima de riesgo acaba el año sobre los 118 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,39%.

En el mercado de divisas, el euro, que cumple el 1 de enero 15 años de existencia, se intercambia a 1,06 dólares, después de casi alcanzar la paridad con el dólar tras las elecciones americanas. Y en el mercado de materias primas, el petróleo finaliza el año con subidas tras el acuerdo alcanzado por los países de la OPEP para recortar su producción. Así, el precio del barril de Brent alcanza los 56 dólares, mientras que el del barril tipo West Texas, de referencia en Estados Unidos, se sitúa en los 53 dólares.

Respecto a 2017, Daniel Pingarrón prevé que las apuestas compradoras podrían seguir estando en sectores relacionados con los recursos básicos, con el turismo, con la construcción y con la exportación. Así, "empresas como Acerinox, Amadeus, Ferrovial o Grifols podrían ser valores interesantes en el principal selectivo de la Bolsa española. En cualquier caso, empezaremos el año en los máximos del año anterior, pudiéndose dar una corrección en los primeros meses de 2017, que tendría sentido aprovechar".

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate