La Rioja

China vuelve a meter miedo y el Ibex se va hasta los 8.600 puntos

Imagen de la Bolsa de Madrid.
Imagen de la Bolsa de Madrid.
  • El selectivo español cedió un 0,90%, para dar un último cambio en los 8.608,7 puntos

  • Cellnex fue el valor más rentable del día, con una subida del 0,89%. En negativo, el Popular fue el peor, con un descenso del 6,56%

  • El euro, que por la mañana perdía la cota de 1,10 unidades, por la tarde recuperaba posiciones, para colocarse en 1,104 unidades

Sesión de números rojos en los índices de renta variable europeos. Así, el selectivo español cedió un 0,9%, para dar un último cambio en los 8.608 puntos, aunque durante gran parte de la jornada amenazó con cerrar por debajo de los 8.600 puntos. El peor de todos los indicadores del Viejo Continente fue el Ftse Mib de Milán, que se dejó un 1,22%, mientras que el Cac 40 francés y el Dax alemán se dejaron algo más de un punto porcentual. También vimos pérdidas en Wall Street.

Y ello, posiblemente, como consecuencia de los datos económicos publicados en China: las exportaciones cayeron un 10% en septiembre en el país, su mayor descenso desde el mes de febrero, cuando se esperaba un descenso del 3,3%, y también bajaron las importaciones, un 1,9%, frente a la mejora del 0,6% que esperaba el mercado. El mercado teme que los datos de China, tanto los de importaciones como los de exportaciones, lleven consigo o impliquen un mayor debilitamiento de la economía global ahora que la Reserva Federal norteamericana estaría preparándose para una subida de los tipos de interés.

De hecho, esas cifras se conocieron, además, después de conocerse las actas de la última reunión de la Fed, de las que se deduce que la subida de tipos en diciembre gana probabilidad. En segundo lugar, tanto los datos de China como el posible movimiento de la Fed coinciden con el peor arranque de una campaña de presentación de resultados desde que comenzó el mercado alcista en Wall Street hace siete años, además de con la preocupación por el 'Brexit' y la volatilidad que ha provocado en el mercado de divisas y con el riesgo político en Estados Unidos.

El incremento de la aversión al riesgo que se derivó de los datos conocidos en China provocó que los activos más seguros se comportaran bien porque el dinero fluyó hacia ellos. Por ejemplo, el oro, que ganaba un 0,23% al cierre de la sesión europea, hasta los 1.258 dólares. Además, vimos entrada de dinero en la deuda pública, también refugio, con la consiguiente caída de los intereses de los bonos: el rendimiento de los títulos estadounidenses a diez años caía desde el 1,77% de la sesión anterior hasta el 1,74%, mientras que el de los alemanes retrocedía desde el 0,06% hasta el 0,03% y el de los españoles, hasta el 1,11% tras haber alcanzado el 1,13%. Con ello, la prima de riesgo de España se colocaba en los 108 puntos básicos.

Todo ello pese a que el paro semanal marcó su nivel más bajo de los últimos 42 años, debido a que las empresas están reteniendo a sus trabajadores, lo que podría dar más argumentos a la Reserva Federal norteamericana para que suba los tipos de interés.

En el mercado de divisas, el euro corrigió parte de su caída frente al billete verde y subía un 0,34% al cierre de la sesión europea, hasta el nivel de 1,1044 unidades. A primera hora de la mañana, el tipo de cambio caía por debajo del nivel de 1,10 unidades.

En el mercado de materias primas, nuevo descenso del crudo y ya es la tercera sesión consecutiva en que ocurre: el barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 0,64% al cierre de la sesión, hasta colocarse en los 51,5 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, por su parte, se mantenía plano respecto al cierre de ayer en el entorno de los 50,15 dólares. El descenso también se veía motivado porque los inventarios de crudo americano crecieron en la última semana por primera vez en seis semanas.

La banca, de nuevo en contra

En el selectivo español, si en los últimos días el sector financiero había sido un apoyo, en la de hoy se ha convertido en un peso contra él. Así, el Popular ha sido el peor, con un descenso del 6,56%, seguido de Bankia, que ha perdido un 4,34%, mientras que el Sabadell se ha dejado prácticamente un 3%. Inmediatamente después, ArcelorMittal, que se ha dejado un 2,92%. También más de un 2% han perdido títulos como los de Mapfre, IAG, Santander y Bankinter. A continuación, BBVA, que ha retrocedido un 1,98%.

Entre los grandes, pérdidas también para Telefónica, que ha perdido un 0,58%, lo mismo que Inditex.

En verde, Cellnex fue el mejor, con una subida del 0,89%, seguido de Viscofán, con un avance del 0,85%. Enagás y Merlin Properties, mientras, ganaron más de medio punto porcentual, e Iberdrola y Endesa, algo menos de ese porcentaje. Entre los 'blue chips', también se salvó Repsol, aunque sólo se anotó un 0,08%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Urbas lideró los ascensos, con una revalorización del 10%, seguido de Ercros, que se anotó un 7,64%. En rojo, sólo hubo un valor que lo hizo peor que el Popular: fue Ezentis, que retrocedió un 6,78%.

Lo ocurrido en el mercado español no fue una excepción, puesto que en Europa, el sector financiero fue el que firmó un peor comportamiento, con Société Générale, BNP y Deutsche Bank perdiendo más de tres puntos porcentuales, mientras que Intesa SanPaolo e ING retrocedían más de un 2%.

Temas