Mercadona ganó la mitad en 2017 por una inversión récord de 1.008 millones

La cadena, que elevó sus ventas un 6% hasta 22.915 millones, está inmersa en un proceso de modernización de todas sus tiendas

LUCÍA PALACIOS VALENCIA.

Mercadona no es una empresa al uso y puede permitirse el lujo de tomar decisiones que en otras compañías no sería posible. De hecho, es en gran medida la clave de su éxito. Por eso el año pasado sacrificó sus ganancias para reforzar el crecimiento de ejercicios venideros, sentando las bases del «Mercadona del futuro», como suele decir su presidente, Juan Roig, y ayer insistió en la presentación de resultados en su sede de Valencia.

Su beneficio neto se redujo en 2017 a la mitad hasta 322 millones de euros aunque, lejos de ser una mala noticia, supera con creces los objetivos que se habían marcado pues el propio Roig había estimado que rondaría los 200 millones. Y eso pese a realizar una inversión récord de 1.008 millones -la cifra más importante en la historia del grupo-, la mayor parte (667 millones) destinados a remodelar sus tiendas para hacerlas más modernas y eficientes, además de abrir nuevos centros.

«La mayoría de las personas no viven solo para comer (aunque necesitan el alimento para vivir) y las empresas tampoco están solo para generar beneficios», espetó su presidente valenciano para resumir su filosofía. Según él, «Mercadona va muy bien... y va a ir mucho mejor»; para ello van a dedicar los próximos seis años una inversión sin precedentes: más de 8.500 millones.

El imparable crecimiento de la mayor cadena de supermercados española, que cuenta con 1.627 tiendas, lo corroboran las cifras de 2017. Su facturación bruta se elevó hasta 22.915 millones, un 6% más, y sus ventas en volumen se incrementaron otro 5% hasta sumar 11.586 millones. Consolidó así su liderazgo en la distribución nacional, con una cuota de mercado al 24,1%, el triple que Carrefour y Dia, según la consultora Kantar Worldpanel. Uno de cada cuatro euros que los hogares españoles destinaron a alimentación fueron a parar a sus cajas.

Aun así, Roig no se da por satisfecho. Y esa mejora pasa por tener unas tiendas totalmente actualizadas y por ofrecer unos productos Hacendado «de 10», en sus propias palabras. Para ello, en 2017 incorporaron 240 nuevas soluciones y mejoraron 105 productos.

Buscando la 'tienda 10'

El otro gran reto es virar hacia una 'tienda 8', como llaman al nuevo modelo de tienda eficiente. Pero, ¿por qué 8 y no 10? «Tenemos que ser modestos», admitió, pues para llegar al 10 les faltaría introducir comida recién hecha, algo que demandan mucho los clientes, poder comer en la propia tienda, vender bebidas frías o incluso tener wifi. Por ahora incorporan mejoras energéticas y de accesibilidad, cuentan con diseños más modernos y están surtidos con «los mejores frescos». «Nos habíamos quedado obsoletos en nuestro tipo de tienda», admitió Roig, orgulloso del nuevo reto. Por eso el plan de modernización de la empresa se extenderá hasta 2023. Ya hay 157 tiendas actualizadas, más otras 25 en las que han incorporado el proyecto de frescos global. Para este año reformarán 250 más de forma completa y a otras 200 les añadirán productos frescos. En 2019 acometerán la modernización de 400 establecimientos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos