Lufthansa compra dos de cada tres aviones de Air Berlin

Gastará 210 millones en ello y contratará al menos 1.200 personas más para consolidar su dominio en Alemania y asaltar el trono europeo de Ryanair

J. A. BRAVO

Madrid. Lufthansa quiere ser la aerolínea europea favorita para volar, trono que desde hace años ostenta la compañía de bajo coste ('low cost') Ryanair, y para ello no dudará en rascarse el bolsillo. El primer paso es consolidar su dominio local en Alemania y, por extensión, crecer más en el resto del continente. La factura inicial de esta expansión asciende a 210 millones de euros.

Con ese dinero adquirirá casi dos tercios de la flota de la quebrada Air Berlin, que dejará de volar el próximo día 28 tras haber sido durante décadas el segundo actor del mercado aéreo germano. En concreto, según anunció ayer la empresa, la otrora rival se quedará con su filial de vuelos regionales LGW, la compañía austríaca de vuelos vacacionales Niki y otros 20 aviones.

En total, 81 aparatos de los 134 que tiene Air Berlín, además de comprometerse a mantener al menos 1.200 empleos suyos, si bien podría llegar a duplicar esa cifra incorporando personal de otras unidades de la empresa. El resto de la plantilla de hasta 8.000 efectivos deberá esperar a que culmine la negociación con el otro posible comprador, la aerolínea británica 'low cost' Easyjet, interesada en parte de sus aviones.

Para el consejero delegado de Air Berlin, Thomas Winkelmann, se ha dado «un gran paso» para salvar buena parte de sus activos, y con ello el empleo (hasta el 80%), ante su inminente cierre. La compañía se ha visto arrastrada por una pérdidas de 1.200 millones en los dos últimos años y la renuncia de su socio mayoritario, la aerolínea de los emiratos Etihad, a seguir financiándola.

Desde que se declarara insolvente el 15 de agosto ha venido subsistiendo con un crédito puente de 150 millones del Gobierno alemán, que ahora reclamará la parte proporcional a los compradores finales.

Lufthansa, segunda aerolínea europea por tráfico aéreo y primera por ingresos, prevé invertir 1.500 millones en reforzar su crecimiento con Air Berlín. Queda, eso sí, la luz verde las autoridades de competencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos