Un lastre de hasta 4.000 millones por las cláusulas suelo

La banca volvía a jugarse buena parte de sus resultados con el fallo del Supremo sobre el IRPH. Porque una sentencia en su contra habría supuesto incrementar la abultada factura que están asumiendo por la comercialización de hipotecas con cláusulas suelo. El sector puso en juego unos 4.000 millones de euros para hacer frente a las devoluciones que correspondían a los afectados por haberles cobrado intereses de más tras la caída del euríbor. Sin embargo, de esa cifra apenas han reintegrado voluntariamente unos 730 millones por la acumulación de casos que siguen llegando a la Justicia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos