La inversión en obra pública, en mínimos del siglo pese a crecer en 2017

Supone también solo un tercio de lo licitado antes de la crisis y el sector estima un déficit de 114.000 millones en infraestructuras

J. A. BRAVO

madrid. «Positivo, pero insuficiente». Así calificó ayer el presidente de Seopan -la patronal de las grandes constructoras del país-, Julián Núñez, el incremento del 12,7% hasta 8.487 millones de euros previsto por el Gobierno en la inversión en infraestructuras en su proyecto de Presupuestos del Estado para 2018. Y es que, se lamentó, «seguimos en niveles de 1999». Esto es, el volumen de obra pública es igual que al final del siglo pasado.

La licitación de este tipo de trabajos creció un 38% el último año hasta los 8.309 millones, mientras que la contratación pública lo hizo un 32% para terminar con 4.755 millones. «Supone un punto de inflexión en cuanto a la recuperación notable del Ministerio de Fomento» -cuya inversión prevista en 2018, si salen adelante las nuevas cuentas, sería de 7.763 millones (un 13,7% más)-, reconoció Núñez, pero lamentó que el otro departamento que más recursos destina a infraestructuras, el de Agricultura y Medio Ambiente, mantenga aún los niveles de 2017 (1.177 millones), ejercicio en que bajaron un 33%.

De hecho, según las cuentas de Seopan, la obra pública actual solo representa en volumen de capital un tercio de lo que se movía justo antes del estallido de la crisis. Incluso la actividad nacional de las grandes constructoras apenas subió en 2017 (0,3% más, con 4.296 millones) y fue, sobre todo, por la edificación residencial (41% más).

En una línea parecida, el presidente de Tecniberia -patronal de las empresas de ingeniería, consultoría y servicios tecnológicos-, Juan Lema, cree que los Presupuestos de 2018 «no llevarán a la recuperación» del sector. Y es que, dijo, pese a la subida aún serán 1.000 millones menos que la partida de 2016. No obstante, pide a la oposición que los apoye porque «poner obstáculos» sería un «grave error para los intereses generales», y confía en una mayor inversión territorial.

Desde Seopan reclaman un gran pacto nacional de infraestructuras, basado en la colaboración público-privada, y estiman un déficit de 114.000 millones en obras «prioritarias». La mayor parte, con unos 85.000 millones, están vinculadas al transporte y la movilidad, seguidas de hospitales y centros educativos (10.500 millones).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos