La inflación se mantiene en el 1,5% por la bajada de la luz y los alimentos

Una mujer observa un escaparate en rebajas. :: miguel herreros
Una mujer observa un escaparate en rebajas. :: miguel herreros

Los precios acumulan once meses de cifras positivas y en La Rioja descienden un 1,3% gracias al capítulo de vestido y calzado

COLPISA MADRID.

La inflación se mantuvo estable en julio con una tasa interanual del 1,5%, la misma que el mes anterior. Ha contribuido a esta situación la bajada del precio de la electricidad, que ha sido compensado en parte por el menor descenso de los carburantes, según los datos publicados por el INE este viernes. De esta forma, los precios acumulan 11 meses consecutivos en cifras positivas y se aproximan a las estimaciones anuales del Gobierno.

Entre los grupos que más bajaron los precios están los alimentos y bebidas no alcohólicas, con una variación anual del 0,1%, siete décimas por debajo de la de junio. Un descenso causado por el abaratamiento de los precios de las frutas (-12%), debido al exceso de oferta en el mercado (de la fruta dulce y por la persistencia del veto ruso a las exportaciones europeas) que ha llevado a que los productores pidan al Ministerio de Agricultura que retire temporalmente parte de la misma. También la vivienda descendió cuatro décimas hasta el 3,2%, debido a que los precios de la electricidad disminuyeron este mes, en contraste con el aumento registrado en el mismo periodo del año pasado.

Por su parte, entre los productos que contribuyeron a un alza de los precios está el vestido y el calzado, que presentaron una tasa del 0,4%, dos décimas superior a la del mes anterior. En La Rioja, en cambio, fue este capítulo el responsable de la bajada de precios en un 1,3% el pasado mes de julio, en gran medida a raíz del efecto de las rebajas. Con ello, la tasa interanual se situó en el 1,7%.

Asimismo, la inflación subyacente nacional (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) avanzó dos décimas hasta el 1,4%, con lo que se aproxima a la convergencia con el índice general. Esta evolución indica una menor volatilidad de los precios de la materia prima, especialmente el petróleo, que se mantiene estable en los 50 dólares el barril.

Además, la variación del IPC Armonizado -homogéneo en toda la UE- se situó en el 1,7%, una décima por encima de la registrada el mes anterior. Esta evolución supone aumentar la brecha con la inflación de la zona euro, que está en el 1,3% en julio, lo que perjudica la competitividad de la economía española vía precios con los países de la moneda única.

En cualquier caso, transcurrido más de la mitad del ejercicio la inflación se ha reducido significativamente desde el repunte que experimentó a comienzos de 2017 cuando se situó en el 3% por el alza del precio del petróleo, que repercutió en los carburantes y el recibo de la luz.

Fotos

Vídeos