Sin impacto del 'brexit' a la espera de los resultados de la negociación

D. VALERA MADRID.

Uno de los nubarrones que aparecen en el horizonte del sector turístico español tiene que ver con el impacto del 'brexit'. Reino Unido es el principal mercado emisor de turistas para España al representar el 23% del total de llegadas, por lo que el desenlace de las negociaciones entre Londres y Bruselas puede tener una incidencia significativa en este segmento.

Sin embargo, hasta el momento los efectos son nulos como demuestra que el número de turistas británicos se elevara un 12,4% el año pasado hasta los 17,8 millones. Una cifra muy superior a los 11 millones de franceses y alemanes. Además, en los cinco primeros meses de 2017 -antes de la temporada alta- han llegado ya 6,4 millones de viajeros del Reino Unido, lo que supone un incremento del 10,9% respecto al ejercicio anterior.

Por supuesto los británicos también encabezan la clasificación de gasto turístico con 16.244 millones en 2016, lo que supuso un avance del 12,8%. Una vez más, sacan una gran ventaja a los alemanes, que se dejaron en España 11.078 millones el año pasado. Asimismo, casi triplican el gasto de los viajeros franceses, que se quedaron en los 6.849 millones.

El peligro para el flujo de turistas procedente del Reino Unido es que el resultado de las negociaciones para la salida de la UE tenga un impacto negativo en la libra. Si la moneda se deprecia mucho frente al euro, como ocurrió los primeros días tras el referéndum, encarecerá el viaje a España, lo que podría reducir el número de turistas. Algo similar ocurrió ya con los viajeros rusos, cuyas llegadas se desplomaron tras la caída del rublo.

Fotos

Vídeos