El Ibex-35 pierde los 10.300 puntos por el 'Harvey' y los máximos del euro

Sesión de ayer en la Bolsa de Madrid. :: efe
Sesión de ayer en la Bolsa de Madrid. :: efe

Sólo cuatro valores, liderados por Siemens Gamesa y Colonial cerraron en verde. ACS fue el peor con un recorte del 1,75%

CRISTINA VALLEJO MADRID.

El Ibex-35 intentó ayer entrar en positivo dos veces en la sesión. Primero, a las diez de la mañana. A continuación, a las dos de la tarde, pero ni en una ni en otra ocasión, ha logrado mantenerse en verde. Al cierre, daba un último cambio en los 10.285,9 puntos, lo que supone un retroceso del 0,57%. Al final, conservó los 10.300 puntos. No es la primera vez este verano que el indicador ha cedido esa cota: el viernes, 11 de agosto, dio un último cambio en los 10.282 puntos, en lo que fue su mínimo desde abril, en medio del cruce de amenazas entre Estados Unidos y Corea del Norte. Ahora ha terminado muy cerca de esa referencia.

El resto de índices del Viejo Continente también terminó en negativo. El PSI-20 de Lisboa retrocedió un 0,70%, mientras que el CAc 40 francés se dejó casi medio punto porcentual. El Dax alemán, mientras tanto, se dejó un 0,37%. La Bolsa de Londres cerró por festivo.

El segundo y definitivo momento en que entró en números rojos el Ibex-35 se debió a una apertura bastante equívoca en Estados Unidos, con el Dow Jones y el S&P 500 flojos, luchando por los números verdes, y el Nasdaq algo más fuerte, con ganancias de cerca de un 0,4%. Ello, debido a las incertidumbres económicas que hay alrededor del huracán Harvey, que ataca con toda su fuerza a la ciudad de Houston y a zonas en las que es muy importante la industria del refino de petróleo.

LAS CLAVES La sesión El selectivo español cedió el 0,57%, para dar un último cambio en los 10.285,90 puntos Divisas El euro se apreció frente al billete verde y cerró la jornada con un cambio de 1,1975 dólares

Pero el precio del crudo cotiza a la baja, debido a que la reducción de la producción va a verse contrarrestada por una aún más importante bajada de la demanda por parte de las refinerías, que están parando su actividad en la zona. Así, el barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 1,11%, hasta los 51,83 dólares, mientras que el barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, bajaba un 0,31%, hasta los 47,47 dólares.

Lo que sí se prevé que suba es la gasolina. Su precio en esta sesión, la quinta consecutiva de ascensos, avanza un 3,26%.

En el mercado de divisas, el euro continúa con su escalada, lo que es un factor más (quizás el más importante) que enturbia la evolución de los mercados del Viejo Continente. Los discursos de la presidenta de la Reserva Federal norteamericana, Janet Yellen, y del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que en ningún momento se refirieron a la política monetaria, sino únicamente a, en un caso, la defensa de la regulación financiera, y, en otro, a los peligros del proteccionismo, cotizaron muy al alza en el euro. Sobre todo afectó el hecho de que Mario Draghi no mencionara que le preocupa la fortaleza de la divisa comunitaria, algo que sí se apuntó en las actas de la última reunión del Eurobanco.

El euro cerraba el viernes cotizando a 1,192 dólares y en la sesión de hoy subía hasta 1,1975 unidades. Ahora se encuentra en su nivel más alto desde enero de 2015.

En el mercado de deuda, estabilidad. El interés de los títulos americanos a diez años se mantenía en el entorno del 2,16% en que cerraba el viernes, mientras que el de sus comparables alemanes rondaba el 0,37%.

Fotos

Vídeos