A la 'hucha' de las pensiones solo le queda para una paga más

Varios grupos de jubilados conversan en una de las calles más populares de Alicante. :: c. rodríguez/
Varios grupos de jubilados conversan en una de las calles más populares de Alicante. :: c. rodríguez

El Gobierno saca del Fondo de Reserva otros 3.586 millones y agota el crédito concedido por el Estado para abonar la extra de diciembre

LUCÍA PALACIOS MADRID.

La 'hucha' de las pensiones está ya bajo mínimos. El Gobierno ha vuelto a utilizar el Fondo de Reserva, esos excedentes acumulados por el sistema en tiempos de bonanza, con el fin de pagar la extra de diciembre de las pensiones, tal y como viene sucediendo en los últimos años. En este mes la Seguridad Social tenía que abonar un total de 17.470 millones, debido a que al pago de la nómina ordinaria se suma la extraordinaria y la liquidación del IRPF de las mismas. Por ello, y dado que con el dinero recaudado por el sistema no tenía suficiente, ha tenido que echar mano de recursos adicionales: 7.792 millones.

Concretamente, 3.586 millones proceden de la denominada 'hucha' de las pensiones, mientras que para el resto (4.206 millones) ha utilizado lo que le quedaba del préstamo de 10.192 millones que el Estado concedió a la Seguridad Social en los Presupuestos de 2017 aprobados en junio, precisamente para evitar vaciar el fondo. Se trata de un crédito sin intereses y con un plazo de 10 años a partir de 2018, algo que no ocurría desde 1999, aunque bien es verdad que no es una novedad. Sin embargo, por aquel entonces se pagaban también con cotizaciones sociales partidas como las pensiones no contributivas, algo que ahora se financia con la vía presupuestaria.

De esta manera, el remanente del Fondo de Reserva se ha reducido en 58.720 millones desde el máximo histórico alcanzado a principios de 2012 -casi un 88% menos en seis años-, cuando llegó a acumular 66.815 millones, y ahora apenas tiene 8.095 millones (a precio de adquisición), lo que supone un 0,73% del PIB. Así, a duras penas le llegaría para pagar una extra más.

En Moncloa lo saben y confirmaron a este periódico que en 2018 volverán a recurrir a otro crédito para pagar las prestaciones, algo que -aseguran- ya está contemplado y que no supondrá un problema en el supuesto de que no llegaran a aprobarse los nuevos Presupuestos. Pero si no quieren que la 'hucha' se quede a cero -algo poco probable por la mala imagen que tendría-, habrá de ser mayor que los 10.000 millones del presente ejercicio.

El sistema arrastra desde 2011 un déficit acumulado de más de 80.000 millones, derivado de la crisis económica -que incrementó de forma notable el desempleo- y de unos gastos que no hacen sino aumentar, fundamentalmente a consecuencia de la mayor esperanza de vida y de unas pensiones cada vez más altas.

En la actualidad, la Seguridad Social hace frente al pago mensual de los más de 9,5 millones de pensiones -que en noviembre, además, registró un nuevo récord al superar los 8.850 millones- con las cotizaciones que recauda, pero se queda sin recursos para abonar la extra de julio y la de diciembre, puesto que el gasto se duplica.

Menos financiación adicional

A este respecto, cabe resaltar que en esta ocasión la necesidad de estos recursos adicionales se ha reducido un 25% respecto a la de diciembre del pasado año. Entonces tuvo que complementar con 10.496 millones extra su financiación, mientras que ahora han sido 7.792 millones, es decir, 2.704 millones menos. De igual manera, el pasado julio necesitó 9.500 millones extra para hacer frente al desembolso total de 17.218 millones, una cantidad también sensiblemente superior a la de ahora.

Si se tiene en cuenta todo el año, en 2017 se han requerido 17.292 millones de recursos adicionales (sumando el total del préstamo, que eran 10.192, y los 7.100 millones del Fondo de Reserva), casi 3.000 millones menos que en 2016. Es fruto de la «mejora de la financiación», según apuntan desde el Ministerio de Empleo, donde recalcan asimismo que la fuente para sufragar la nómina de diciembre proviene «principalmente de las cotizaciones».

Entre su creación en el año 2000 y hasta el 1 de diciembre de este año, el Fondo de Reserva ha generado rendimientos netos de 28.932 millones de euros. Y de ellos 173 millones se han generado en lo que va de 2017, según recalca el ministerio en el comunicado enviado.

Desde que en 2012 se utilizó por primera vez el Fondo, el Gobierno ha usado casi el 90%, pues en apenas cinco años ha pasado de tener cerca de 67.000 millones a los 8.000 actuales. La retirada más importante se produjo el ejercicio pasado, cuando la 'hucha' cedió más de la mitad de sus reservas: pasó de 32.481 millones a 31 de diciembre de 2015 a terminar 2016 con poco más de 15.000. Y en 2014 también perdió una cantidad importante: 15.300 millones. Esto se ha podido hacer ya que el PP eliminó el límite que existía, según el cual solo se podía sacar de ella el 3% del gasto total.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos