El Gobierno se pone deberes para el 2018

Uno de los principales motivos por los que Bruselas suele 'tirar de las orejas' a España es el retraso en adaptar la legislación nacional a sus nuevas directivas. Por eso, dentro del plan normativo anual para 2018 que el Gobierno presentó el jueves tienen un peso especial varias leyes con las que pretende ponerse al día en ese aspecto. Entre ellas, amén de la esperada aprobación definitiva de Ley Hipotecaria -ya remitida al Parlamento-, figuran la modificación de la normativa sobre prevención del blanqueo de capitales -Bruselas expedientó al país a finales de noviembre porque ahora está incompleta- y la nueva regulación del derecho de asilo y la protección subsidiaria -también aquí la Comisión Europea ha dado un ultimátum por incumplir parte de sus reglas-.

Pero la lista es más larga. Por ejemplo, incluye las nuevas leyes del mercado de valores, sobre movilidad de los trabajadores en la UE y derechos de pensión, así como algunos cambios en el impuesto de sociedades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos