El Gobierno estudia ampliar a toda la vida laboral el cálculo de las pensiones

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, en un acto celebrado ayer en Málaga. :: Carlos Díaz / EFE/
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, en un acto celebrado ayer en Málaga. :: Carlos Díaz / EFE

La propuesta deberá consensuarse en el Pacto de Toledo, pero permitiría al trabajador descartar los peores años de cotización

LUCÍA PALACIOS MADRID.

Ampliar el número de años que se tienen en cuenta para calcular la pensión de los jubilados es otro tema que está encima de la mesa de la comisión del Pacto de Toledo, dentro de los muchos que ya tienen entre manos. Así, el pasado miércoles el portavoz del PP en esta comisión, Gerardo Camps, lanzó una propuesta al resto de grupos parlamentarios que lógicamente parte del Gobierno: extender a la totalidad de la vida laboral el cálculo de estas prestaciones, pero a cambio permitir que los trabajadores puedan descartar los peores años de cotización.

Así lo explicó el que fuera secretario de Estado de la Seguridad Social a este periódico. «Desde el PP siempre hemos defendido que hay que tender a la totalidad del cálculo de vida laboral y que hay que hacerlo con gradualidad y progresividad, de forma que no haya colectivos que se puedan ver perjudicados y de forma que el trabajador pueda acogerse a la forma más beneficiosa», abogó Camps. A su vez, hizo hincapié en que una vez que en 2022 se llegue a los 25 años para el cálculo de las pensiones sin capacidad de descarte -en la actualidad se utilizan los últimos 21 años-, todo lo que sea ir ampliando más la vida laboral hasta llegar a la totalidad tiene que ir acompañado de una «dualidad o capacidad de elección», algo que ya existe en otros países, tal y como apuntó.

El diputado popular precisó que los escenarios van cambiando y en la actualidad se tiende a tener carreras laborales cada vez más largas, por lo que es lógico que un trabajador que haya cotizado 35 o 40 años pueda decidir descartar los peores, «y más ahora que los últimos años pueden no ser los mejores para los trabajadores».

En este sentido, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, que fue quien anunció en una entrevista en TVE que el Gobierno está barajando esta propuesta, explicó que si finalmente esta medida ve la luz, beneficiaría sobre todo a aquellos trabajadores mayores que en los años previos a su jubilación se vieron afectados por un despido u obligados a hacerse autónomos pero que han tenido cotizaciones muy altas al principio o a mitad de su vida laboral.

«Estamos pensando que pueda tenerse en cuenta, no los últimos años de cotización, sino incluso poder elegir durante toda la carrera laboral porque mejoraría la pensión futura», precisó la ministra, que resaltó que «lo que queremos es que la pensión sea la mejor posible».

Para saber si esta medida podrá mejorar o empeorar la cuantía de estas prestaciones será fundamental, llegado el caso, saber cuántos son los años que un trabajador puede descartarse, algo que Camps no detalló ya que aseguró que es algo que debe debatirse en el marco del Pacto de Toledo. «Pueden ser 2, 5, 7, 10... Los peores», auguró, al tiempo que explicó que no tendrían por qué ser consecutivos y que esta capacidad de descarte ya existe en prácticamente todos los países europeos que tienen en cuenta toda la vida laboral para el cálculo de las pensiones.

Así, si solo pudieran descartarse dos años de la cotización de toda una vida laboral, a buen seguro la mayor parte de trabajadores saldría perdiendo con esta propuesta, pues lógicamente los mayores sueldos suelen ser para los profesionales más experimentados y en los primeros años siempre suelen darse los salarios más precarios. Sin embargo, si en lugar de dos años el periodo de descarte fuera más cercano a 10... Entonces sí podría haber muchos futuros jubilados que salieran ganando.

Rechazo de la izquierda

La portavoz de Unidos Podemos en el Pacto de Toledo, Aina Vidal, aseveró que esta propuesta no se llegó a plantear «de forma tan directa» y apuntó que «fue acogida con dudas por parte de muchos». Así, a su juicio, «si lo único que haces es ampliar el periodo de cálculo, vas a condenar a una generación entera a tener unas pensiones mucho más bajas».

Más contundente fue la portavoz del PSOE, Mercè Perea, quien aseguró que «en el Pacto de Toledo no se ha hablado de nada de esto», sino que el PP se limitó a «hacer un comentario». Por eso, Perea anunció que hoy presentará una «protesta formal», porque las propuestas -a su juicio- «se hacen con papeles y documentadas». «Esto es un demérito para el Pacto de Toledo», apuntó la diputada socialista, quien se preguntó: «¿Quién va a creer ahora en el Pacto de Toledo? ¡Nadie!».

Tampoco los sindicatos acogieron bien este anuncio. Así, el líder de CC OO, Unai Sordo, evitó pronunciarse sobre «las propuestas de telediario» de Báñez, mientras Mari Carmen Barrera, de UGT, descartó que esto fuera «una solución» e instó al Gobierno a centrarse en proteger más a los desempleados y a volver a la situación anterior a la reforma de 2013.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos