El Gobierno aspira a consolidar el crecimiento con las cuentas

El Gobierno aspira a consolidar el crecimiento con las cuentas

Quiere «distribuir» la recuperación y considera que España está «mejor preparada» ahora ante un 'shock' económico

J. M. CAMARERO MADRID.

Los cálculos que sirven para calcular los Presupuestos del Estado son los del crecimiento económico que España registrará este año, y que el Gobierno estima en un alza del 2,7% del Producto Interior Bruto (PIB), una mejora del empleo del 2,5% -supondría crear 450.000 puestos de trabajo hasta final de año- y una reducción de la tasa de paro que cerrará el ejercicio en el entorno del 15%, frente al 26% que se registró en 2013. Los tres pilares de la recuperación macroeconómica servirán para que el Ejecutivo pueda «distribuir los beneficios del crecimiento económico entre los sectores de la sociedad que no tienen otra manera de recibirlos» aparte de las prestaciones públicas, según indicó ayer en rueda de prensa el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El escenario con el que el Gobierno ha elaborado estas cuentas públicas prevé una contribución positiva tanto de la demanda nacional -básicamente con el consumo y las inversiones tirando del PIB- como de la externa -impulsada por las exportaciones de las empresas-. Además, han tenido en cuenta un entorno externo que vendrá marcado por un precio del barril de Brent ubicado en los 66 dólares, un euro que se cambie a 1,23 dólares y unos tipos de interés que seguirán anclados en los mínimos históricos.

Precisamente ante la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) finalice su actual política monetaria de apoyo financiero a los países de la zona euro, Montoro afirmó que España está ahora «mucho mejor preparada para afrontar cualquier 'shock'» de lo que lo estaba hace una década. El país tiene «mucha mejor posición» por su capacidad de financiación frente al resto del mundo, algo que no ha tenido «nunca» antes. En este sentido, el titular de Hacienda calificó de «extraordinario» el hecho de que la prima de riesgo se encuentre en los 70 puntos básicos y que el interés que se exige por los inversores al bono español sea de apenas un 1,15%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos