Los funcionarios, los más castigados

Los funcionarios notaron rápidamente en sus bolsillos los efectos de la crisis. El Gobierno de Zapatero les redujo en 2010 un 5% de media sus sueldos y en los cinco años siguientes los mantuvieron congelados. Esto supone que, con una inflación en ese periodo del 8,7%, perdieron un 13,7% de poder adquisitivo. Y eso sin sumar la supresión de la paga extra de 2012 aprobada por Rajoy, que posteriormente se les devolvió. Tras estos recortes, el año pasado comenzaron a recuperar mínimamente lo perdido con una subida de sueldo del 1%, la misma que en 2017. Para el próximo año el Gobierno quiere que sea un poco mayor.

Fotos

Vídeos