Los fondos de inversión alertan del «riesgo regulatorio» del plan de carreteras

R. C.

madrid. El Plan de Inversión en Carreteras de 5.000 millones anunciado a bombo y platillo el pasado viernes por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, genera dudas en los fondos de inversión. De hecho, algunas de estas sociedades han advertido del «elevado riesgo regulatorio» de participar en ese proyecto que depende en gran parte de la aportación de capital privado.

En este sentido, recuerdan los fiascos producidos en algunas de las últimas autopistas de peaje construidas en el país y que ahora deberán ser rescatadas y en las que algunos de estos fondos invirtieron. Como prueba de esa inseguridad jurídica recuerdan la negativa del Gobierno a pagar a las concesionarias todos los préstamos participativos a los que se comprometió en las radiales quebradas argumentando falta de capacidad presupuestaria.

Entre las dudas que les genera el nuevo plan de infraestructuras viarias está la fórmula elegida para lograr los ingresos por la concesión. Y es que esta vez no será a través de peajes, sino de lo que se conoce como pago por disponibilidad. Esto supone ligar el pago no sólo a la demanda de la autopista (como ocurre ahora) sino también a la calidad y mantenimiento a largo plazo de la carretera.

Sin embargo, los fondos resaltan que el Ejecutivo no está al corriente del pago del reequilibrio en AP41 (Autopista de peaje Madrid-Toledo), que utiliza un sistema de remuneración muy parecido a un pago por disponibilidad como el que se contempla en el plan. Algo que ha llevado a la concesionaria a recurrir a los tribunales.

Fotos

Vídeos