La Rioja

Expertos proponen más autonomía de las comunidades en los impuestos

  • Apuestan por un sistema de financiación “sin privilegios” que implique una mayor contribución del régimen foral de Navarra y País Vasco a la caja común, según recogen en un decálogo de Fedea

La clave para el nuevo sistema de financiación autonómico debe estar en una mayor corresponsabilidad de los gobiernos regionales. Es decir, que las comunidades tengan más capacidad para subir o bajar impuestos a cambio de asumir los costes políticos -explicación a los ciudadanos- y económicos -sin inyecciones extra de liquidez por parte del Estado- que supone. Esa es una de las principales conclusiones de un informe elaborado por expertos en la materia y que ha sido resumido en un decálogo por Fedea y la Fundación Internacional Olof Palme.

En este sentido, consideran que las comunidades podrían tener más instrumentos para modificar los tributos ya existentes. Una de las posibilidades que ha apuntado el director de Fedea, Ángel de la Fuente, sería que el IVA contase con tramo autonómico -como ya existe en el IRPF- que podría ser modificado. Eso sí, cualquier cambio en esa tarifa debería tomarse con consenso de las comunidades para evitar distorsión y porque la UE no permite crear distintos tipos de IVA.

Una de las premisas es la necesidad de elaborar un sistema de reparto "más sencillo y transparente" que el actual. En este sentido, los expertos se muestran en contra de los "privilegios económicos" a los territorios. Por ese motivo consideran que el régimen foral que disfrutan País Vasco y Navarra debe revisarse para que contribuyan más a la caja común. De hecho, De la Fuente se ha mostrado partidario de que a largo plazo el régimen foral desaparezca. "No hay razón para que unas regiones tengan un sistema privilegiado", ha sostenido.

Asimismo, el decálogo también aboga por unos criterios de distribución de los recursos y de nivelación (corregir las diferencias entre las comunidades más ricas y pobres) "más claros e igualitarios". En este sentido, ven necesario mejorar la medición del impacto de algunos factores que afectan a determinadas comunidades, como puede ser la dispersión de la población y lo que esto implica al coste de prestación de los servicios.

Desaparición del FLA

Otro de los aspectos novedosos tiene que ver con la gestión tributaria. El informe considera que debe avanzarse hacia una administración integrada en el que las comunidades tengan más voz y peso. Por último, los expertos son partidarios de la desaparición del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). En este sentido, consideran que este mecanismo de financiación se puso en marcha en un momento de "urgencia", pero creen que ahora supone más una distorsión del sistema.

El acuerdo sobre qué hacer con la deuda generada con este mecanismo es más complicado. Una de las posibilidades podría ser la condonación de la deuda por parte del Estado. Una medida que, sin duda, contaría con el rechazo de las regiones que cumplieron con el déficit y no necesitaron de este instrumento.