La Rioja

Hacienda investigará a los 30.000 contribuyentes acogidos a la amnistía fiscal

Oficina de la Agencia Tributaria.
Oficina de la Agencia Tributaria.
  • Los Técnicos del Ministerio de Hacienda han detectado al menos 600 casos de evasores

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han detectado al menos 600 casos de evasores que han cometido delito de blanqueo de capitales de entre los 30.000 que se acogieron a la amnistía fiscal del año 2012, lo que supone el 2% del total. Así lo ha señalado en declaraciones a Europa Press el presidente de Gestha, José María Mollinedo, que ha aclarado que la Agencia Tributaria no va a realizar inspecciones de la amnistía fiscal, sino que iniciará una investigación para cotejar datos.

Según fuentes del Ministerio de Hacienda, la Agencia Tributaria ampliará las inspecciones de la amnistía fiscal a los 30.000 contribuyentes que se acogieron a la misma y comprobará, como ya está haciendo en numerosos casos, si quienes regularizaron su patrimonio a través de dicha amnistía han cumplido también con la obligación de informar sobre la posesión de bienes y derechos situados en el extranjero y si han sido rigurosos al hacerlo.

Sin embargo, Mollinedo ha explicado que para la realización de las inspecciones se debería de revocar la consulta de la Dirección General de tributos del año 2012, que desde el sindicato de técnicos de Hacienda reclaman. Desde Gestha reclaman su revocación para que se puedan acometer las inspecciones y se investigue el origen de los fondos de la amnistía para evitar que hubiera casos de evasores que pudieran blanquear capitales "pagando un cómo 10% al Estado". De hecho, los técnicos de Hacienda han detectado al menos 600 casos de este tipo, una cifra "muy alta" detectada en una primera fase, por lo que podría haber "muchos más casos", según ha apuntado Mollinedo.

Por su parte, las mismas fuentes de Hacienda aseguran que los contribuyentes que se acogieron a la amnistía están siendo sometidos a las mismas actuaciones que los demás, incluso "muchos de ellos" están siendo investigados por distintos delitos que pueden acabar ante los tribunales.

Prescripción de delitos en la amnistía

Además, el departamento de Cristóbal Montoro desmiente las voces que aseguran que el 30 de noviembre de este año prescriben los posibles delitos que hayan podido cometer quienes se acogieron a la amnistía (el plazo para hacerlo acabó el 30 de noviembre de 2012 y a los cuatro años prescriben los delitos) y añade que la amnistía fiscal en sí "no caduca" y que los datos aportados por la misma "siguen ahí y están a disposición de la Agencia Tributaria".

Por ello, asegura que muchos de los que se acogieron a la regularización extraordinaria (que es el nombre oficial por el que se conoce a la 'amnistía fiscal') "han sido investigados y otros muchos van a serlo para comprobar que, frente a lo que hicieron en el pasado, ahora sí están cumpliendo son sus obligaciones fiscales". El presidente de Gestha explica que la amnistía fiscal afectaba principalmente a las declaraciones del periodo 2007-2010, pero al concentrarse la mayoría de ellas en noviembre de 207, finalmente afectó a declaraciones de la renta o de sociedades del trienio 2008-2010.

En este sentido, ha aclarado que uno de los efectos de la amnistía es que no se interrumpe la prescripción, si bien aquellas declaraciones correspondientes al ejercicio 2010, presentadas en junio o julio de 2011, ya han prescrito al haber transcurrido más de cuatro años. Por el contrario, ha apuntado que lo que no está prescrito son los bienes que estén situados en el exterior de cualquier persona que se haya acogido o no a la amnistía fiscal de cualquier año, siempre y cuando no estén declarados en el modelo 720.

La ley vigente de renta y sociedades establece que se considerarán esos bienes si la Hacienda pública los descubre como un incremento de patrimonio no justificado del ejercicio más antiguo entre los no prescritos. De esta forma, Mollinedo ha señalado que si una persona tiene bienes en el exterior y no lo ha declarado, se llevará a la renta o el impuesto de sociedades de 2012 y, al ser imprescriptibles, se podrá comprobar la situación de los mismos.