Las familias sacan 50.000 millones de depósitos en un año por su baja rentabilidad

JOSÉ M. CAMARERO

madrid. La depreciación sufrida por los productos de ahorro clásicos provoca una sangría de capitales que va de los depósitos a otros activos bursátiles. La tendencia es imparable en un contexto dominado por los tipos de interés en el 0% en el último año, los ciudadanos han retirado 49.448 millones de productos a plazo, un 17,7% menos, hasta situar la cuantía en 229.474 millones. Las cuentas financieras actualizadas por el Banco de España, con datos del tercer trimestre de 2017, muestran la tendencia descendente que viven los depósitos desde que en 2014 el Banco Central Europeo (BCE) modificara su política monetaria para salvar a la zona euro del colapso. En 2012, el importe destinado a depósitos superaba los 447.000 millones, una cifra que se ha reducido a la mitad. Sí se mantiene más estable la cuantía de dinero ahorrado en cuentas disponibles (a la vista, corrientes, etc.).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos