El exnúmero dos de Bankia se escuda en el Banco de España y defiende su gestión

José Luis Olivas afirma en la comisión de investigación del Congreso que la salida a Bolsa tenía el visto bueno de los reguladores

D. VALERA

madrid. Ni arrepentimiento ni responsabilidades. El exvicepresidente de Bankia, José Luis Olivas, defendió su gestión en la entidad financiera a pesar de que acabó siendo rescatada con 22.000 millones de dinero público. Para eludir culpas se escudó en que todos los pasos de calado fueron controlados y avalados por el Banco de España. Así, durante su comparecencia ayer en la comisión de investigación de la crisis de las cajas en el Congreso, resaltó que la creación de Bankia mediante la fusión de Caja Madrid y Bancaja -sociedad de la que era presidente- se hizo «a instancias del Banco de España». Asimismo, indicó que otras grandes operaciones como la salida a Bolsa de la entidad fueron refrendadas por el supervisor.

Olivas trató constantemente de echar balones fuera sobre su responsabilidad en la crisis de Bankia que acabó con su nacionalización. En este sentido, el también expresidente de la Comunidad Valenciana, insistió en que Bankia fue «monitorizada» en todo momento por el Banco de España. En concreto, Olivas explicó que había 13 inspectores del organismo supervisor haciendo un seguimiento de la entidad financiera y los responsables de Bankia celebraban reuniones semanales con ellos. «El Banco de España tenía conocimiento absoluto de la situación de Bankia», resaltó para negar que se hubiera cometido cualquier irregularidad al margen del supervisor.

Asimismo, el vicepresidente de la entidad defendió que la salida a Bolsa de Bankia -operación por la que está siendo investigado por la Audiencia Nacional- fue avalada por todos los organismos reguladores como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y por el propio Banco de España. De hecho, según Olivas, al banco central «le pareció bien» la cotización en Bolsa. «Si nos hemos equivocado, nos hemos equivocado muchísimo», declaró.

«Perdí dinero»

Sin embargo, el inspector del Banco de España José Antonio Casaus mandó unos correos a sus superiores advirtiendo de la «inviabilidad» de la operación. Pero el exvicepresidente de Bankia aseguró que nadie le habló de esos correos en su momento, una justificación que también fue utilizada por el exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

En este sentido, Olivas rechazó las acusaciones de algunos diputados de que la salida al mercado de Bankia fue un fraude. El exresponsable de la entidad afirmó que esta decisión se tomó «con todos los beneplácitos del mundo» y rechazó haber cometido un delito. «Aquí no hay ninguna estafa, con todos mis respetos». Es más, Olivas aseguró que él mismo era uno de los «perjudicados» por esta operación al haber invertido en acciones del banco. «Fui uno de los que perdí dinero en la salida a Bolsa de Bankia», remachó en el Congreso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos