España, el tercer país de la UE que más gasta en paro

La partida para la tercera edad es cuatro puntos superior a la media sobre PIB, la misma proporción en que está por debajo en protección social

J. A. BRAVO

madrid. La última gran crisis económico-financiera dejó muchas facturas y una de las más sensibles es que el gasto social fue recortado y luego se recuperó menos que el crecimiento económico. Por eso en los datos publicados ayer por Eurostat, correspondientes a 2015, España se encontraba aún más de cuatro puntos por debajo del promedio europeo en gasto social; en concreto, un 24,7% frente a un 29% en términos de Producto Interior Bruto (PIB).

Sobre el total de 28 Estados miembros de la UE, España se encontraba en la posición número 13, hacia la mitad de esa clasificación. Por encima, sin embargo, tenía a todas las grandes economías europeas -por debajo casi todos eran países del Este salvo Luxemburgo (22%) e Irlanda (16,7%-, encabezadas por Francia, que destina algo más de un tercio de su riqueza nacional (el 33,9%) a su sistema de protección social.

Como era previsible, dos Estados nórdicos como Dinamarca (32,3%) y Finlandia (31,6%), ocupan el segundo y tercer lugar por gasto. En el séptimo puesto aparece Italia (30%), seguida poco después de Alemania (29,2%) y Reino Unido (28,8%). Grecia (26,5%) y Portugal (25,7%) también superan a España.

En conjunto, casi la mitad del desembolso de los países de la Unión en gasto social va a la tercera edad (45,2%), siendo la otra mayor partida en salud y discapacidad (37,3%), por delante de la familia (8,6%), el desempleo (4,8%) y la vivienda, junto a la exclusión social (4,1%).

En España, no obstante, la parte sobre PIB destinada a la tercera edad es cuatro puntos más que la media comunitaria (el 49,8%), debido a su mayor envejecimiento y el impacto de las pensiones. Ocupa el décimo puesto en esos desembolsos, aunque es en prestaciones por paro donde alcanza el podio, al ser el tercer país de la UE que más destina al desempleo. Supone el 9% de la riqueza española, el doble que la media de la UE (4.8%), solo por detrás de Irlanda (12,2%) y Bélgica (10,7%).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos