España quiere recaudar ya este año la 'tasa Google' para sufragar las pensiones

El ministro de Economía, Román Escolano, durante una rueda de prensa. :: a. díaz / EFE/
El ministro de Economía, Román Escolano, durante una rueda de prensa. :: a. díaz / EFE

Escolano no cuantifica cuánto ingresarán y dice que no esperarán a que haya un acuerdo sobre este tributo dentro de la UE, que sigue dividida

ADOLFO LORENTE

bruselas. Mariano Rajoy necesitaba a toda costa los Presupuestos para intentar acabar la legislatura. El tiempo es el mejor aliado de Rajoy pero había un precio. De nuevo, los votos del PNV han sido tan decisivos como costosos para el Gobierno, que debe buscar ahora dinero debajo de las piedras para sufragar la mediática subida de pensiones conforme al IPC. Hay prisa y ayer, desde la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la UE, el español Román Escolano dijo que quieren recaudar desde 2019 la llamada 'tasa Google', el impuesto a los gigantes de internet.

Más tarde, su equipo matizó que la idea es hacerlo «cuanto antes», incluso sin descartar este mismo año. Ya sea en 2018 o en 2019, todavía no se sabe cuánto se puede ingresar. Algunos estudios apuntan a unos 500 millones, pero por ahora es papel mojado. Lo que sí se conoce es el agujero que abrirá en el sistema financiero de la Seguridad Social el pacto con el PNV: 1.500 millones en 2018 y 1.800 millones en 2019. En total, 3.300 millones que suponen tres décimas de déficit que darán mucho de qué hablar.

Porque aunque Bruselas no se ha pronunciado oficialmente sobre el paso atrás que el Ejecutivo ha dado en la reforma de las pensiones aprobada en 2013, seguro que torció el gesto cuando escuchó el anuncio. España es ya el único país de la Unión Europea que está sujeto a un procedimiento por déficit excesivo, al estar aún por encima del 3%.

Pero éste es otro cantar. Ahora toca buscar ingresos y como anunció el viernes el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el Gobierno ha puesto su mirada en los gigantes de Internet con la reciente iniciativa impulsada por la CE. El 21 de marzo Bruselas pidió establecer una tasa temporal del 3% sobre los ingresos de las grandes tecnológicas (Google, Facebook, Twitter, Apple...) para que los Estados miembros, ahora indefensos ante la economía digital, puedan ingresar unos 5.000 millones al año En torno a un 10% correspondería a España, de ahí los 500 millones sugeridos.

Este tipo de compañías paga un Impuesto de Sociedades del 9,5% frente al 23% de las firmas tradicionales, y sus ventas crecen a un ritmo anual del 15% frente al 0,2% de otras multinacionales. «Es un agujero negro en expansión», advierte el comisario de Economía, Pierre Moscovici. La idea es que sólo se aplicaría a las firmas con una facturación mundial de 750 millones al año, y 50 millones en la UE.

Plan de estabilidad

El problema, como casi siempre, es que la UE está dividida. Las grandes potencias, como Alemania, Francia, Italia o España, empujan fuerte por la aprobación del tributo. Por contra, los sospechosos habituales (Holanda, Luxemburgo o Irlanda) no quieren tomar medidas de forma unilateral y prefieren el marco de la OCDE para que la UE no pierda competitividad. El problema es que en materia fiscal, hace falta la unanimidad de los 28. La otra fórmula es la cooperación reforzada para que un impuesto sólo afecte a los países que lo aprueben. No suele ser buena consejera, pues fue la vía empleada para lanzar la 'tasa Tobin' a la banca y todavía sigue durmiendo el sueño de los justos.

Escolano también aprovechó su comparecencia posterior a la cita del Ecofin en Sofía para mandar un mensaje a la oposición y pedirles su apoyo, a fin de que la 'tasa Google' sea realidad a la mayor brevedad posible. Respecto al nuevo Plan de Estabilidad aprobado el viernes, dijo que lo enviarán este lunes a Bruselas y que espera que la Comisión dé su plácet al contenido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos