España, al margen de la confianza desbordada en la UE por Cataluña

Francia, sobre todo, y Alemania impulsan a la Eurozona, que registra máximos desde 2000 y 1985 en dos indicadores claves de la Comisión

A. LORENTE

bruselas. Los Reyes Magos llegaron ayer a la Comisión Europea con dos titulares positivos: «El índice de sentimiento económico alcanzó la cifra más alta desde 2000 en la UE» y «el índice de clima de negocios cerró en máximos desde 1985». Los peros, en este caso, los protagoniza España, penalizada por la crisis catalana al ser la única gran potencia que dio un paso atrás respecto a noviembre.

El índice de sentimiento económico (ESI) que elabora la Comisión y que mide la confianza de los consumidores subió de los 114,6 de noviembre a los 116 de diciembre en la Eurozona, guarismo que no se conocía «desde octubre de 2000». Lo hizo gracias al máximo histórico del sector industrial (9,1 puntos), al impulso del sector minorista (6,2), el de servicios, que subió a máximos desde agosto de 2007 (18,4 puntos), y la construcción, que alcanzó su récord desde septiembre de 2007 (2,7).

Por países, la Francia de Emmanuel Macron registró un sorprendente impulso de 2,3 puntos, seguido del aumento protagonizado por la Alemania en funciones de Angela Merkel (1,6). Italia, que tiene elecciones a la vuelta de la esquina, quedó plana, mientras que el crecimiento de Holanda fue de 0,7 puntos.

El lunar lo puso España, que sufrió un frenazo en seco de su trayectoria ascendente cayendo ocho décimas. Su ESI se situó en 110 puntos, seis menos que la media de la moneda única. La coincidencia temporal evidencia que la grave crisis que se sufre en Cataluña (el 20% del PIB español) está pasando factura. Hasta el pasado octubre, el diferencial a favor de España respecto a la Eurozona venía siendo la tónica general desde 2014.

Por otra parte, el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker exigió ayer más dinero a los 27 países que conformarán la nueva UE para poder superar el 1% del PIB vigente (en torno a 160.000 millones anuales) para rellenar el hueco que provocará la marcha de Reino Unido a partir de marzo de 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos