http://static.larioja.com/www/menu/img/empresas-riojanas-desktop.jpg

Una empresa familiar de peso

Jaime Ruiz Pérez-Caballero y Jaime Ruiz Rosáenz, dos generaciones dentro de la empresa Básculas Rioja. / Antonio Díaz Uriel

Básculas Rioja ha instalado más del 95% de las básculas de camiones de la región

Iñaki García
IÑAKI GARCÍA

La historia de Básculas Rioja va unida de manera muy estrecha a las vivencias de su fundador, Jaime Ruiz Pérez-Caballero. De hecho, la empresa dio sus primeros pasos cuando el riojano se encontraba haciendo el servicio militar. Allí se encontró con un compañero de Zaragoza que se dedicaba al sector de las básculas y a Ruiz le resultó interesante ese mundo. Tanto que, posteriormente, se iba a convertir en su medio de vida y en el de su familia.

Ruiz procede de El Redal y allí, por aquel entonces, estaban construyendo la bodega cooperativa comarcal. Se planteaba ésa como una gran oportunidad para iniciarse en el sector y el riojano no la desaprovechó. «Se instaló una báscula que 52 años más tarde todavía existe», apunta el empresario. Ése fue el punto de partida. «A partir de ahí, comencé a vender por diferentes empresas y bodegas de la zona», explica Ruiz, que añade que también entonces se estableció una fuerte vinculación con la casa Enrique Arisó. «Era la número uno de España y la segunda de Europa en fabricación de básculas puente e industriales», apuntilla.

Con esta alianza comenzó un camino que 52 años después no ha encontrado fin. «Estamos especializados en básculas de camiones y en todo lo relacionado con la industria», cuenta el riojano. «Ofrecemos a nuestros clientes desde básculas de 100.000 kilogramos hasta balanzas de décima de miligramo», añade. «Cubrimos todas las necesidades de pesaje industrial y abarcamos todos los ámbitos, desde la venta hasta el servicio postventa, pasando por el asesoramiento en obras civiles y el montaje», finaliza.

Con el paso del tiempo, la empresa ha ido afianzando su ámbito de influencia. «Trabajamos en La Rioja y en las comunidades limítrofes como Navarra, País Vasco y Castilla y León», expone Ruiz. «De hecho, más del 95% de las básculas de camiones instaladas en La Rioja son nuestras», recalca. Para realizar todo este recorrido, eso sí, el empresario de El Redal ha contado con la ayuda de su familia. «Creé yo la empresa, a la que se sumó mi mujer, María Asunción Rosáenz, y después cogieron el testigo mis dos hijos, Jaime y Javier», enumera Jaime Ruiz Pérez-Caballero.

Sus hijos han continuado con el camino iniciado por su padre hace más de medio siglo y, actualmente, la empresa cuenta, además, con tres técnicos. «Y durante la época de la vendimia, en la que tenemos muchísimo trabajo, aumentamos la plantilla», apunta el riojano. Todos ellos se mantienen fieles a la filosofía que Ruiz Pérez-Caballero ha situado como base de su empresa. «Primero debemos vender formalidad y después venderemos básculas», concluye.

Fotos

Vídeos