Las eléctricas moderan el alza de sus beneficios aunque superan los 5.600 millones

La débil producción hidroeléctrica y sus tarifas planas lastran unas cuentas que compensan el negocio internacional

JOSÉ M. CAMARERO

madrid. Las tres grandes compañías eléctricas no vivieron en 2017 el mejor de sus últimos años. No tanto porque no ganaran dinero sino porque sus negocios en España se vieron impactados tanto por la sequía como por un alza de precios que no pudieron aplicar a buena parte de sus clientes, que ya se encuentran en el mercado liberalizado. Entre Iberdrola, Endesa y Gas Natural obtuvieron unos beneficios de 5.627 millones, lo que supone el 3% más que en el 2016.

La última en presentar sus cuentas anuales, Endesa, constata la ralentización. La compañía ganó 1.463 millones, un 4% más que en 2016. La contribución del negocio de Enel Green Power España -aportó 181 millones, más del doble que en el ejercicio previo-, el margen en el negocio regulado -creció un 8%- e incluso el dinero obtenido por la devolución del Bono Social que tuvo que realizar el Gobierno, han compensado el «descenso significativo del margen del negocio liberalizado», reconoce Endesa, una situación parecida por la que ha pasado la competencia, aunque en el caso de Iberdrola y de Gas Natural, su diversificación internacional les ha permitido afrontar de forma más desahogada esta realidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos