Lo que hace falta tener y no tener para ser un buen directivo

Organizadores y ponentes antes de estas jornadas formativas. ::/Antonio Díaz Uriel
Organizadores y ponentes antes de estas jornadas formativas. :: / Antonio Díaz Uriel

La cuarta edición de las Jornadas de Dirección de Proyectos sitúa un escenario de mejora muy amplio para alcanzar el nuevo perfil directivo | El cambio de paradigma llega a las pymes que requieren de directivos actualizados para seguir adelante

Sergio Moreno Laya
SERGIO MORENO LAYALogroño

El jueves en Logroño habló un especialista en Puntos Función (CFPS) y en SNAP (CSP), miembro a su vez del Non-Functional Assessment Sizing Standards Committee de IFPUG, Certified Disciplined Agilist 2.0 y Scrum Manager Acreditado. Después lo hizo un profesional de referencia en la implantación de modelos de 'inbound recruiting' y reconocido 'head hunter'. Y finalmente lo hizo el creador de conceptos tales como la 'Jerarquía del Propósito' recogida en Harvard Business Review, o el 'Project Manifesto' que sostiene que los proyectos son la 'lingua' franca de los mundos de negocios y personales, desde los altos directivos a la gestión de su carrera o relaciones. Ellos son el Messi, el Cristiano Ronaldo y el Griezman de la dirección de proyectos. Son Julián Gómez, Alberto Fernández y Antonio Nieto-Rodríguez, que dieron rango nacional a la quinta edición de unas jornadas especialmente dirigidas a los directivos riojanos que buscan desde la formación la mejora continua para una correcta toma de decisiones.

Así que a estas jornadas le pusieron el calificativo de premium, lo que viene a significar el verdadero nivel de los ponentes, sin olvidar los talleres que se ofrecieron para directivos el día anterior, es decir, el pasado miércoles. Para Julio Herreros, director general de Industria e Innovación del Gobierno de La Rioja, «estas jornadas vienen a concretar de forma práctica lo que es en sí el V Plan para la industria». De forma práctica se observa, según Herreros, «el sustento principal de este plan, que no es otro que las personas, que con jornadas como ésta pueden compartir todo este conocimiento que será positivo para ellos mismos, pero también para el resto de la sociedad riojana». Y lo explica: «Se trata de poner en marcha el ciclo de la mejora continua, que permite a los directivos acertar más en sus decisiones y por tanto fallar menos».

Organizadores y ponentes antes de estas jornadas formativas.
Organizadores y ponentes antes de estas jornadas formativas. / Antonio Díaz Uriel

Y eso es precisamente lo que hacían los directivos riojanos presentes durante estas jornadas: tomar nota. A través de la entrada y salida de ponentes, los directivos riojanos fueron tomando buena cuenta de lo que hay que hacer y sobre todo no hacer para ser el mejor directivo posible. Que al final todo se resume en perder el menor dinero posible en proyectos que acaban fracasando, pues al final, aseguran los expertos, el éxito acaba llegando.

Así que como les advirtió a los presentes Javier Peris, maestro de ceremonias de estas jornadas, «el asunto de la mañana nos pide que nos pongamos en modo Bob Esponja para a partir del lunes ponernos en modo Pokemon», en alegoría de aquello tan lógico de primero escuchar y aprender para luego ponerlo en práctica.

Porque existe un problema evidente en este país. Uno más. Y tiene que ver con el nivel de los directivos que toman las decisiones importantes, ésas que ponen en riesgo o no el futuro de las compañías, de las grandes, pero también de las pequeñas. Lo dicen los datos. Existe una baja profesionalización de los directivos en las pymes españolas, que alcanza ya el 98%. Además, más del 40% de los procesos de búsqueda de nuevos directivos se cubren con profesionales que no cumplen el perfil deseado. En el año 2020 se prevé la falta de cobertura de 1,9 millones de posiciones especializadas. Encima, existe en la pyme española un bajo consumo de servicios externos en cuanto al asesoramiento estratégico. La calidad directiva está por debajo de la media europea, y el subempleo (personas que creen ocupar un puesto por debajo de su nivel) alcanza el 60% en las contrataciones a tiempo parcial. Es decir, un problema más que importante.

Y se explicó cuál es el perfil directivo que están demandando las empresas o lo que se conoce como liderazgo en los nuevos tiempos. Buscan directivos con capacidad ejecutiva para tomar decisiones importantes en entornos inciertos. Se necesita constante actualización formativa para intercambiar experiencias. Coinciden los expertos en una mayor liberación del mercado laboral, con más alternativas para todos. Hablan de que las retribuciones deben ir en relación a metas alcanzadas. El directivo debe ser experto en estrategias 'online', a día de hoy todos los grandes directivos están totalmente implantados en la era digital. Debe estar totalmente orientado hacia el micromarketing ('one to one' o adaptados a todos y cada uno de los clientes). El directivo de éxito debe tener estrictos criterios de eficiencia operativa, visión financiera de la actividad, visión internacional y contar con un equipo al que liderar. No es poco.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos