«España necesita una visión de futuro»

Finn E. Kydland, durante su intervención en la Universidad de La Rioja. / Juan Marín

Finn E. Kydland, Premio Nobel de Economía, visitó La Rioja para arrojar luz sobre las amenazas económicas actuales

Sergio Moreno Laya
SERGIO MORENO LAYA

El economista noruego Finn E. Kydland, que obtuvo el prestigioso Premio Nobel en el año 2004 junto a Edward C. Prescott por sus investigaciones sobre los ciclos económicos y la política macroeconómica, visitó el pasado miércoles Logroño donde ofreció en la Universidad de La Rioja una conferencia titulada '¿Quién tiene la culpa: la baja productividad o el euro? Y con palabras comprensibles para todos, el noruego puso de manifiesto que finalmente todo queda en el debe de la productividad. Y ahí va su razonamiento económico en lo que fue una lección magistral sobre la economía mundial de los últimos cincuenta años.

«El culpable de la situación económica de países como España, Italia o Portugal no es el euro. La responsabilidad recae en la baja productividad», indicó a los asistentes. La teoría económica podría dividirse en dos estructuras. «Por un lado -explicó- los sectores comerciables, y por otro, los sectores no comerciables, como cuando nos cortamos el pelo». Y con datos analizados desde hace cincuenta años, el economista noruego apuntó que «hace 20 años estas economías estaban más o menos divididas al 50% en estos dos aspectos». Fue así. «Pero en estos últimos veinte años se han separado tanto que ahora el 2/3 pertenece a la economía no comerciable, y solo 1/3 restante a la comerciable», explicó. Y esto no es un asunto, indicó, positivo.

El euro en tres economías del sur de Europa

Fue en Dallas, durante una reunión de economistas, cuando el premio Nobel de Economía del año 2004 se paró a reflexionar con mayor profundidad en la problemática de los países del sur de Europa. En Dallas conoció al economista español Enrique Martínez García, con el que comenzó a estudiar la relación existente entre el euro y países como Italia, España y Portugal.

Comenzaron a recopilar datos, se fueron hasta el periodo inicial de la Segunda Guerra Mundial. Datos, tablas, estadísticas... para finalmente observar a través de estos datos puestos en negro sobre blanco cuál era la verdadera dimensión del problema, que durante la conferencia ofrecida el pasado miércoles en Logroño, Finn E. Kydland definió en estos términos: «Los problemas para estas economía comenzaron cuando llegó el euro. La cuestión es que estos países anunciaron unos cuantos años antes su entrada en la moneda única. Así, los tipos de interés bajaron, también la prima de riesgo para lograr el objetivo de acceder al euro siendo economías estables». A tenor de los datos mostrados, los problemas llegaron después.

Así que «voy a mandar un mensaje importante para España», a modo de lección: «Hay que asegurar que el sistema financiero no tenga atascos para permitir así a los emprendedores y a las pymes desarrollar sus ideas y productos». Y para que así sea, el Nobel de Economía del año 2004 advirtió en Logroño que «es necesario establecer las condiciones adecuadas para que así sea». Apuntó que «el Gobierno debe facilitar incentivos para que las empresas innovadoras produzcan porque son las que realmente ayudan a mejorar la productividad de todo un país».

«El Gobierno debe facilitar incentivos para que las empresas innovadoras desarrollen sus ideas y sus productos»

«Los países se enfrentan al serio problema de pagar las pensiones de los niños que nacieron tras la Segunda Guerra Mundial»

Esto no quiere decir que deben ser los Estados los responsables de decidir qué empresas deben tener un espacio o no. Para eso está el mercado. «Pero los gobiernos tienen la responsabilidad de plantear políticas económica a largo plazo, porque son las que da estabilidad a los empresarios y trabajadores para ser realmente productivos». Y puso un ejemplo: «Argentina es el caso más claro que país con políticas económica a corto plazo que no dan ningún tipo de resultado, y con un Banco Central al servicio de los políticos». Remarcó que «los bancos centrales deben ser entidades independientes de presiones políticas para poder llevar a cabo sus políticas económicas». En el fondo, «España, y otros países, debería tener una visión de futuro para que así los empresarios pudieran tomar decisiones desde la confianza que da la estabilidad de unas políticas económicas a largo plazo».

Turno de preguntas

Al término de su intervención, cercana a la hora de duración, los asistentes tuvieron la oportunidad de preguntar a todo un Premio Nobel de Economía.

¿Qué opina del Brexit, de Trump y de todas estas situaciones de incertidumbre que afectan a todo el planeta?

«En los últimos 8 ó 10 años la cantidad de inseguridades han crecido de una forma considerable. Y por eso existe la tentación de establecer políticas a corto plazo. Si se cae en este error se pueden producir situaciones realmente negativas para la ciudadanía. Un ejemplo de ello es el Brexit, y alguna de las propuestas que plantea Donald Trump. Solo aumentan el grado de incertidumbre, y esto es muy grave».

¿Qué sería de China si su marco regulatorio fuera igual al del resto de economías occidentales?

«China es un claro ejemplo de una mala asignación por parte de su gobierno de los recursos existentes. Aunque este país haya crecido mucho, sin duda lo hubiera podido haber hecho mucho más con una mejor asignación de los recursos».

¿La actual política monetaria y fiscal en la zona euro está ideada para crecer a largo plazo?

«Es poco probable que las decisiones tomadas hayan tenido algún efecto directo en la economía general. Se trata de ser más productivos a largo plazo. Conozco mejor lo que está pasando en Estados Unidos y sus decisiones están generando más incertidumbre que otra cosa. Tras la crisis de 2008 es normal que una vez tocado fondo se salgo disparado hacia arriba, pero durará poco, y cada vez hay más inseguridad. Tanto, que los países actualmente se enfrentan a un problema muy importante como es hacer frente a las pensiones de todos aquellos niños que ahora se van a jubilar y que nacieron en el 'Baby Boom' tras la Segunda Guerra Mundial».

Fotos

Vídeos