Una buena manera de crear empleo estable en La Rioja

Cuatro empresas de la región generan más de cien nuevos puestos de trabajo a través de su participación en la Agenda de Fortalecimiento

Sergio Moreno Laya
SERGIO MORENO LAYA

Ganar tamaño, ganar tamaño, ganar tamaño, ganar tamaño... Es una especie de mantra que se repite, como tal, una y otra vez. La Rioja necesita un tejido productivo de mayor envergadura en sus empresas. Empresas más grandes, y para ello hay que vender más. Para eso hay que salir más al exterior y más lejos, y ganar mayores porcentajes en su venta internacional. Más grandes, más tamaño, más empleo, más riqueza para la región. Más... Pero también mejor. Nada de burbujas o crecimientos incontrolados sin sentido en busca de las ayudas y ya está. Hay que hacerlo, dicen, con sentido, sensibilidad y proyección para un futuro estable y largo. Ganar tamaño, ganar tamaño y ganar tamaño.

Y para hacerlo, el Gobierno de La Rioja, a través de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja, lleva unos años desarrollando lo que se conoce como Agenda de Fortalecimiento: una especie de gimnasio para las empresas que a través de ayudas e inversiones directas de un 100% en intensidad les permite adelantar el futuro crecimiento de estas empresas al presente, y así acelerar el proceso de creación de empleo y de mayores ventas en el extranjero, que es el compromiso que adquieren con el órgano facilitador, en este caso, la ADER. Un compromiso, dicen, «duro», que a muchos les lleva a una profunda reflexión de si entrar o no a este programa de 'musculación'. En caso de no lograr al menos diez nuevos puestos de trabajo y un 30% de crecimiento en el merado exterior, la inversión desarrollada pasaría a ser responsabilidad plena de la empresa ejecutora. Así que a este gimnasio conviene llegar entrenado.

Leonor González Menorca Consejera de Desarrollo Económico «Es para que las empresas riojanas ganen dimensión»

La Agenda de Fortalecimiento Empresarial de la ADER subvencionará con intensidades máximas los planes de inversión de las empresas riojanas que conlleven compromisos a medio plazo y una mayor proactividad. La consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, presentó hace unos días la convocatoria para este 2017, convocatoria con la que «buscamos fortalecer el sistema productivo riojano, que las empresas ganen dimensión en volumen de negocio y empleo, mejoren su gestión profesional y su proyección exportadora».

La Agenda de Fortalecimiento establece un marco de colaboración entre la ADER y la empresa «que le permite diseñar una estrategia de crecimiento a tres años. Un plan que lleva consigo un compromiso de incrementar el empleo, así como su proyección en el exterior». «La ADER ha aprobado 14 proyectos de otras tantas empresas con una inversión aprobada de más de 60 millones de euros. El incremento de negocio previsto al finalizar este programa se estima en un 32%», adelanta. Por otro lado, «otro dato muy significativo es el compromiso de creación de 224 nuevos empleos, lo que permitirá consolidar su actual plantilla hasta alcanzar los casi 1.000 puestos de trabajo», señala la consejera.

La convocatoria está dirigida a empresas de entre 10 y 249 trabajadores que presenten un Plan Estratégico de Crecimiento Empresarial a varios años que incluya proyectos, por ejemplo de I+D o internacionalización, y que conlleven la generación de empleo.

Diego Miguel Director financiero de Alejandro Miguel S.L. «Es una oportunidad única en La Rioja»

Hace algo más de un año, la riojana Alejandro Miguel S.L. se apuntó a este 'gimnasio', y lo hizo asumiendo un reto «duro» para desarrollar «las inversiones que necesitábamos». Y un año después el asunto ofrece una visión clara de lo que supone la participación con éxito en esta Agenda de Fortalecimiento. «Hemos ganado tres años», apunta Diego Miguel, director financiero de esta empresa situada en Nalda. «El nuevo secadero lo hubiéramos tenido listo para el año 2019 de haber asumido esta inversión por nuestra cuenta. Ahora lo vamos a tener listo para este 2017», apunta. Reconoce que «llegar a intensidades máximas de ayudas es increíble». Pero claro, «hay que cumplir las exigencias que se marcan en este programa». Y en esta empresa lo han logrado. 33 nuevos puestos de trabajo han surgido tras este proceso exitoso de inversión, y aunque la exportación es un proceso «muy lento en el sector alimentario por la necesidad de conseguir homologaciones, estamos en continuo crecimiento». Por todo esto, Diego Miguel indica que «este programa es una oportunidad única en La Rioja, que nunca antes se había dado. Es una forma muy adecuada de apoyar a las empresas».

Gonzalo Robredo Gerente de Euro Seating «Supone un reto muy exigente para la empresa»

Euro Seating es una empresa riojana muy innovadora, de alta tecnología que actualmente exporta el 90% de sus productos a 120 países. «Estamos en crecimiento continuo, tanto a nivel de facturación, como de personal, con la dificultad añadida de hacerlo en Ezcaray donde las facilidades y el interés por la Industria son nulos», indica Gonzalo Robredo, gerente de Euro Seating, que hace especial hincapié en el hecho de que «no existe polígono industrial, ni interés por crearlo, a pesar de haberlo pedido reiteradamente y haber sido Ezcaray toda la vida, un pueblo creativo y con vocación industrial».

Con o sin facilidades para desarrollar labor industrial en su lugar de origen, Euro Seating se encuentra en medio de este proceso de fortalecimiento de su empresa, para lograr un objetivo que ya tiene cerca, pasar de 80 empleados a 150 en los próximos meses. «Este programa está muy bien planteado y supone un reto muy exigente el poder cumplirlo para las empresas que hemos decidido entrar en él», apunta Robredo. Para ello, van a desarrollar una gran inversión, superior a los 3 millones de euros «en innovación y tecnología, diseño y desarrollo de producto». Accederán de cumplir las duras condiciones de este programa a la mayor intensidad existente a día en materia de ayudas. «Pero no se trata de crecer mucho para lograr este apoyo y luego no ser capaces de mantenerlo. Lo importante es la empresa», señala. Son conscientes de que a este gimnasio se viene a muscularse de una forma natural, constante, duradera y de futuro. «Crece de forma adecuada es lo que llevamos haciendo más de 22 años. Ya teníamos claro cuando empezamos en 1994 que había que innovar y que había que exportar mínimo un 50%», recuerda el gerente de Euro Seating. «Fíjese si lo teníamos claro, que como no teníamos ningún medio económico, hipotecamos nuestros pisos donde vivíamos, para hacer unos moldes de inyección de plástico y empezar con una mano delante y otra detrás, pero con muchas ganas e ilusión y sacrificio», remarca. Hoy en día Euro Seating se ha convertido en fabricante líder europeo en su sector, y uno de los fabricantes más tecnológicos en el mundo, con un reconocido prestigio en los sectores de cines, auditorios, teatros, colectividades y espacios deportivos.

Ángel Ruiz Director de operaciones de ARI «Debemos tomar decisiones acertadas»

ARI es una empresa riojana del sector industrial ubicada a pocos kilómetros de Logroño. Experimenta crecimientos anuales durante la última década superior al 10% para un acumulado del 1.500%. Es su propia sala de musculación esta empresa del sector del automóvil se ha puesto en forma y está en disposición de seguir afrontando inversiones que redunden en sus resultados y en la creación de empleo de una forma sostenida y estable. «Y se pusieron en contacto con nosotros responsables de la ADER para comentarnos el programa de la Agenda de Fortalecimiento», explica Ángel Ruiz, que junto a su hermano Álvaro Ruiz, gestionan esta empresa riojana. «Te explican todo a la perfección, y observas que se trata de una buena oportunidad con el premio extra de acceder a la intensidad máxima en las ayudas», apunta. «Y como es lógico advierten del cumplimiento de unas condiciones. Es dinero público y como tal debe estar bien empleado», manifiesta. «Crear al menos diez puestos de trabajo e incrementar el porcentaje de ventas en el exterior un 30%», recuerda. «Y claro, observas que lo puedes cumplir, pero también obras desde la prudencia y te planteas qué pasará si finalmente no lo consigues: la inversión la asume la empresa al completo, y esto genera que obremos con prudencia», remarca Ángel Ruiz, que está en estos momentos valorando la posibilidad o no de entrar a formar parte de esta Agenda de Fortalecimiento.

«Nuestro sector es muy cambiante -reconoce- y asegurar unas ventas en el exterior es complicado porque se puede aprobar la fabricación de un nuevo modelo de coche en España y eso ya nos cambia todo». De ahí que «para nosotros sea complicado comprometernos a esto».

Pero esto no significa que no vayan a participar o no lo vean como una buena idea. «Es sencillamente pensar bien las cosas, hay que tomar decisiones acertadas en beneficio de la empresa, y actuamos siempre desde la más absoluta responsabilidad. Trabajamos para generar riqueza en La Rioja, y que confíen en nosotros es fantástico», se felicita Ángel Ruiz.

Alfonso Ruiz Gerente de Arneplant «La Agenda no cambia la forma de hacer las cosas»

Este programa para el que ya se ha abierto el plazo de inscripción para la convocatoria de este año 2017 beneficia a todas las empresas riojanas de cualquier sector, aunque incide directamente sobre el sector industrial, en disposición de crear nuevos puestos de trabajo, que el objetivo capital de este programa. En total fueron 28 las contrataciones que se acordaron podía realizar la arnedana Arneplant con su participación en este programa. «Y ya está conseguido», manifiesta Alfonso Ruiz, gerente de esta empresa de plantillas y tejidos deportivos técnicos. También han logrado el porcentaje de mejora en el mercado internacional: «Hemos crecido un 25%».

Su relación con la Agenda de Fortalecimiento comenzó en octubre de 2015. «Teníamos unos planes, y participar en esta Agenda no nos ha hecho cambiar nuestros planes, pero sí que es cierto que nos ha permitido adelantarlos en el tiempo para crecer más rápido al poder afrontar con garantías las inversiones que requeríamos», explica. Por tanto, «la Agenda no cambia la forma de hacer las cosas que tiene cada una de las empresas. Pero sí te ayuda si finalmente consigues el objetivo que te has marcado», reitera Alfonso Ruiz.

Cuatro empresas riojanas, cuatros historias del día a día de cómo se crea empleo en una región pequeña. Más de un centenar de puestos de trabajo relacionados directamente con la capacidad o no de afrontar nuevas inversiones.

Fotos

Vídeos