Cuatro de cada diez contratos indefinidos duran menos de doce meses

R. C.

Cuatro de cada diez contratos indefinidos no llega a durar ni siquiera un año. Un problema que hasta ahora casi afectaba solo a los empleados tradicionales pero que, a la vista de los datos oficiales, también se extiende a los nuevos trabajadores considerados como fijos. A esa conclusión han llegado los economistas Florentino Felgueroso, José Ignacio García-Pérez y Marcel Jansen en un artículo publicado ayer en su blog de internet 'Nada es gratis', donde cruzan las cifras recogidas por el Ministerio de Empleo y las afiliaciones a la Seguridad Social entre 2014 y 2016. También incluyen una referencia a 2017, aunque solo para advertir que la creación de empleo realmente indefinido sigue sin recuperarse: poco más de un 3% de los nuevos contratos firmados eran fijos y a tiempo completo. Su análisis señala que del citado 40% de contratos indefinidos que no llega a cumplir los doce meses seis de cada diez se resolvieron directamente por despido, es decir, que no hubo acuerdo alguno. Esta problemática, no obstante, afecta sobre todo a los nuevos empleados pues «la tasa de supervivencia llega al 90%» en los trabajadores que llevan más de tres años en la empresa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos