El Corte Inglés abordará mañana en un consejo urgente el cese del presidente

Una mayoría accionarial del grupo es partidaria de destituir a Dimas Gimeno, que ha solicitado otra reunión para el 12 de julio

D. VALERA MADRID.

La batalla en la cúpula de El Corte Inglés llega a su fase decisiva y las horas de Dimas Gimeno al frente de la compañía pueden estar contadas. En la jornada de ayer la empresa vivió un pulso entre las hijas del expresidente Isidoro Álvarez, -Marta y Cristina Álvarez Guil- y el actual dirigente por las fechas para convocar un consejo de administración extraordinario que ponga fin al mandato de Gimeno. Así, los consejeros partidarios de un cambio al frente del gigante de la distribución -al menos siete de los diez que integran el órgano- forzaron que la reunión se celebre mañana con la intención de cesar al presidente. Entre los nombres con más opciones de sustituirle está Jesús Nuño de la Rosa, uno de los dos consejeros delegados del grupo. Por otra parte, Gimeno intentó resistirse y propuso en su condición de presidente otro consejo para el 12 de julio como medida para tratar de ganar tiempo y, además, al considerar que una convocatoria tan apresurada generaba dudas legales.

En cualquier caso, el choque de trenes se veía venir desde hace meses. Los intentos para llegar a un acuerdo y lograr una salida amistosa del presidente o incluso que vendiera su participación no han fructificado, salvo un giro inesperado de última hora. Así, un portavoz de El Corte Inglés confirmó que el consejo de mañana tendrá como puntos del orden del día la aprobación del acta de la anterior reunión del consejo; el cese y nombramiento de su presidente; y ruegos y preguntas.

Posiciones neutrales

Por tanto, si no hay sorpresas, mañana una mayoría del consejo votará a favor del cese de Gimeno. Los partidarios de esta medida están liderados por Marta y Cristina Álvarez Guil, principales accionistas de la compañía. Cuentan con el apoyo de dos consejeros veteranos como Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echavarría.

Además, también respaldan esta iniciativa los dos consejeros delegados Víctor del Pozo y Nuño de la Rosa, nombrados a finales del pasado año con el objetivo de asumir las funciones ejecutivas de Dimas Gimeno -desde entonces su cargo es sólo de carácter institucional- en un movimiento que anticipaba la estrategia de las hermanas Álvarez Guil de cambiar la dirección de la empresa. A estas posiciones también se ha sumado en los últimos días Paloma García, representante de la sociedad Cartera Mancor que posee un 7% del grupo.

Los otros dos consejeros mantienen una postura más neutral. Se trata de Manuel Pizarro -consejero independiente- y Shahzad Shahbaz, representante del jeque catarí Al Thani, que controla un 10% de la corporación (puede aumentar al 12% antes de la junta de accionistas de agosto en virtud del acuerdo firmado para entrar en el capital de la empresa). Gimeno ha tratado de buscar en las últimas semanas el respaldo del accionista catarí a través de una futura salida a Bolsa de la compañía, algo que el jeque ve con buenos ojos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos