Las comunidades duplican la subida de ingresos del Estado en los tributos cedidos

En el 2016 recaudaron el 4,4% más gracias a la recuperación del 'ladrillo', que aporta ya seis de cada diez euros en los impuestos transferidos

J. A. BRAVO MADRID.

Nueve años después de la entrada en vigor del nuevo modelo de financiación territorial, y pese a haber exprimido en apariencia su capacidad tributaria, las comunidades autónomas vuelven a depender mucho del mercado inmobiliario, aunque aún sin alcanzar la cuasi subordinación que existía antes de la crisis. Solo la recuperación del 'ladrillo' explica que el ritmo de crecimiento de su recaudación en los impuestos cedidos por el Estado en 2016 casi duplicara el aumento en los ingresos tributarios líquidos totales de aquel, en concreto un 4,4% frente a un 2,3%. Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Hacienda, y en términos de recaudación aplicada, las autonomías de régimen común sumaron prácticamente 11.555 millones de euros el año pasado por los cinco tributos completos que le cede el Estado, esto es, sin IRPF ni IVA . Hablamos de patrimonio, sucesiones y donaciones, transmisiones patrimoniales, actos jurídicos documentados y tasas sobre el juego.

Pero no a todas les fue bien. Así, partiendo de que las cuatro comunidades más pobladas (Andalucía, Cataluña, Valencia y Madrid) concentraron dos tercios (el 67%) de los ingresos obtenidos por esos gravámenes, seis los incrementaron mientras que otras nueve los redujeron. Las mayores subidas las lograron Aragón (21,3% más), Baleares (16,4%), Madrid (10,8% más) y Cataluña (8,5% más), mientras que los descensos más acusados se registraron en La Rioja (-19,2%), Galicia (-10,5%), Murcia (-3,5%) y Canarias (-3,4%).

En 2016 -conforme a los números del INE- la compraventa de viviendas aumentó un 13,6% hasta las 403.900 operaciones, su mayor cifra en siete años. Fue gracias al tirón del mercado de segunda mano, donde los traspasos se incrementaron un 17,8% hasta las 328.248 transacciones -en las casas a estrenar, por contra, bajaron un 1,7%-, su volumen más grande desde 2007. Y por cada uno de esos movimientos las autonomías se llevan su pellizco, a través de varios tributos cedidos.

Así, en la figura de transmisiones patrimoniales (ITP) -que grava las compraventas de inmuebles usados- la recaudación creció un 6,3% hasta 5.311 millones, lo que supone casi la mitad (el 46%) de lo obtenido por las comunidades en los impuestos transferidos por el Estado. Eso sí, de nuevo hubo gran disparidad entre regiones. Por ejemplo, en Baleares se disparó un 23,6%, en Cataluña otro 16% y en Madrid casi un 13%, mientras en Galicia disminuyó un 12,4% y otro 10,4% en Castilla y León, además de un 9,3% menos en Extremadura.

Otro gravamen ligado a la actividad inmobiliaria es el de actos jurídicos documentados -que se aplica básicamente a cualquier operación que pase por un notario, como créditos hipotecarios y compraventas de casas-, cuya recaudación subió 'solo' un 1,7% con 1.816 millones. Representan, no obstante, el 15,7% de los ingresos por impuestos cedidos que, sumado el ITP, suponen seis de cada diez euros (62%) que reciben las autonomías por esa vía.

Patrimonio, el mayor alza

Donde los ingresos se incrementaron con mayor fuerza fue en el impuesto de patrimonio -que se aplica a todos los bienes, incluidos los inmuebles, a partir de un nivel determinado de rentas-, con un alza del 8,1% para alcanzar 1.021 millones, el 8,8% de lo obtenido con esos cinco figuras tributarias transferidas.

La lista de esos impuestos cedidos la completan el de sucesiones y donaciones, junto a las tasas sobre el juego. En los primeros sus ingresos bajaron un 0,8%, aunque aún aportan una quinta parte del total recaudado entre los cinco (2.377 millones, el 20,6%), mientras en las segundas crecieron un 1,6% (1.027 millones).

En total, las comunidades obtienen el 84% de sus ingresos por medio de esos tributos traspasados y los estatales donde participan (IRPF, IVA y especiales). Cuentan aparte con hasta 79 impuestos propios, muchos medioambientales y con una gran disparidad territorial, pero su capacidad recaudatoria es escasa. Según datos del REAF, solo suponen el 2,2% de lo que suman cada año sus arcas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos